En el primer trimestre de este año, 1.280 mujeres renunciaron a completar su baja maternal para compartir este permiso con su pareja, como la ministra de Defensa, Carme Chacón, que mañana vuelve al trabajo, tras el nacimiento de su hijo Miquel en mayo, con dos comparecencias en el Congreso de los Diputados.

Al reincorporarse a la actividad del Gobierno, Chacón -que trasladó su residencia al Ministerio y ha mantenido contacto con sus colaboradores y su sustituto hasta este domingo, Alfredo Pérez Rubalcaba- habrá disfrutado de las seis semanas de baja obligadas por Ley.

Las bajas son casi inexistentes en la política

El resto, hasta 16 semanas, lo cederá a su marido, Miguel Barroso, director de la Casa de América. Como él otros 1.280 padres, según la estadística de prestaciones por maternidad de la Seguridad Social, compartieron ese tiempo.

La cifra representa solo el 1,46% de las bajas maternales en el primer trimestre (87.677), opción que eligieron un 8,9% de parejas menos que en el mismo periodo de 2007, a pesar de que el número de prestaciones aumentó más de un 5% en su conjunto.

La Ley establece un periodo de descanso de 16 semanas para las trabajadoras por maternidad, pero las bajas son casi inexistentes en el ámbito de la política. Diputadas y senadoras están obligadas por el artículo 79.3 de la Constitución a acudir a las votaciones, ya que los votos son "personales e indelegables".

Y son varias las que pasaron por esa situación en la última legislatura, como la senadora Alicia Sánchez Camacho, del PP, o la diputada María Salom, del mismo partido, a quien los periodistas recuerdan cómo, embarazadísima, voló desde Palma de Mallorca, diez días antes de salir de cuentas, a una ajustada votación de las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado de 2008, el pasado octubre.

Menos de siete días

Por entonces todavía hizo algún viaje desde Ronda (Málaga) al Congreso de los Diputados la socialista Ana María Fuentes con su pequeño, nacido en mayo en plena campaña electoral de los comicios municipales y autonómicos de 2007. Fuentes, candidata a la alcaldía de Ronda, no pudo casi ni recuperarse físicamente de la cesárea.

A los siete días acudía a la la recepción de datos en la sede electoral de su partido y 20 días después al pleno de constitución del Ayuntamiento, como portavoz de la oposición

Durante la lactancia, la hoy portavoz de Vivienda en el Congreso hacía el trayecto Ronda-Málaga en coche y Málaga-Madrid en avión con su bebé de poco más de un mes y una acompañante que se encargaba de él cuando estaba en los plenos. "Fue agotador", declar. Ahora, con 13 meses, se queda en Málaga con su marido, que ejerce "de padre y madre" varios días a la semana.