Sanidad prohíbe a la tienda de la Boqueria de Barcelona la venta de insectos para comer

  • Lo veta porque no hay regulación europea al respecto.
  • El vendedor afirma que en cuatro años no ha habido ningún problema alimentario, pero se resigna a vender sólo setas.
  • El puesto del mercado se había convertido en una atracción turística.
  • Consulta aquí MÁS NOTICIAS DE BARCELONA.
Llorenç Petràs, junto a su puesto del mercado de la Boqueria.
Llorenç Petràs, junto a su puesto del mercado de la Boqueria.
20MINUTOS.ES

El puesto del mercado barcelonés de la Boqueria que desde hace cuatro años vendía gusanos, hormigas, grillos y otros insectos para comer ha dejado de hacerlo. El motivo, una orden de la Agencia de Salut Pública de Barcelona para que cesara en esta actividad, al no existir una normativa ni estatal ni europea que regule la comercialización de insectos como productos alimentarios, según ha publicado el diario La Vanguardia.

"Es una pena porque el establecimiento se había convertido en un punto turístico de primer orden".
"Debido al vacío legal la administración tenía dos opciones: tolerarlo o no permitirlo. Al final me llegó una orden de cierre en el que se indicaba que no está autorizada la
venta de insectos
para personas y es una pena porque el establecimiento se había convertido en un punto turístico de primer orden", declaró
Llorenç Petràs, propietario de la tienda, al rotativo catalán.

"Para nosotros la comercialización de insectos suponía una parte importante de las ventas del negocio y durante todo este tiempo nunca habíamos tenido ningún problema de tipo sanitario", añadió Petràs. El establecimiento continúa ahora con su actividad original, la venta de setas, trufas y caracoles.

La comercialización de estos animales para la ingesta humana está prohibida no por su "riesgo sanitario" sino que responde a un tema "administrativo de regulación porque no existe una cobertura legal", señalan fuentes de la Agència de Salut Pública de Barcelona, que sólo tiene constancia de este tipo tienda en la ciudad.

Al existir este vacío legal normativo y tras una inspección aleatoria la Agència de Salut Pública tenía dudas de cómo actuar y consultó el caso a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición del Ministerio de Sanidad y Consumo que al final ha dictaminado que "hasta la publicación de normas que regulen la producción y comercialización de insectos y otros invertebrados no es posible realizar la comercialización de estos productos con destino al consumo humano".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento