Salud de plástico
Imagen de la campaña 'Salud de plástico' REZERO EN TWITTER

Una veintena de componentes derivados del plástico, sobre todo ftalatos y fenoles, han sido hallados en la orina de una veintena de personajes relevantes que se han prestado a hacerse un análisis para una campaña que denuncia el "uso abusivo" de plásticos en los alimentos, que luego pasan al organismo. 

Impulsados por Rezero (Fundación Catalana para la Prevención de Residuos y Consumo Responsable), los análisis de orina a los que se han sometido, entre otros, la actriz Sílvia Abril, el pintor Miquel Barceló o la futbolista Mariona Caldenteny, han revelado la presencia de los componentes plásticos, que son el motivo de la campaña "Salud de Plástico", que han presentado este miércoles simultáneamente en Barcelona y Palma de Mallorca. 

Según ha explicado la directora de Rezero, Rosa García, el objetivo de la campaña es denunciar e informar sobre la abusiva plastificación de los alimentos en toda la cadena de distribución y consumo, promover un cambio de hábitos de consumo a favor de un estilo de vida saludable y abandonar la cultura de "usar y tirar".

También pretende exigir una modificación legislativa por parte de las administraciones y un cambio de las políticas productivas por parte de los agentes económicos vinculados a la alimentación, el envasado y la distribución. 

Botellas y alimentos

Los impulsores denuncian que se ha extendido la presencia de envases de plástico en toda clase de alimentos, en juguetes, papeles pintados, cables, colas, superficies de PVC, tintas de impresión, tejidos, productos de limpieza, lacas, barnices, aparatos médicos y cosméticos.

También alertan de que los fenoles se encuentran en multitud de botellas de plástico, envases de alimentos precocinados, fiambreras y en las resinas de protección de las soldaduras de las latas de conserva. 

Para llevar a cabo el estudio, Rezero contó con el asesoramiento del equipo del Grupo de Investigación en Epidemiología Clínica y Molecular del Cáncer (Grecmc) del Instituto de Investigaciones Médicas (IMIM) del Hospital del Mar, dirigido por el médico y catedrático en Salud Pública, Miquel Porta. 

Rezero recogió la orina de 20 personas influyentes en Cataluña y las Baleares, entre ellas también el meteorólogo Francesc Mauri, la cirujana Elena Carreras, la ilustradora y pintora Carme Solé, y el instagramer Joan Grivé, estos cuatro últimos presentes este miércoles en Barcelona en el lanzamiento de la campaña. 

Metabolismos plásticos

Las 20 muestras de orina fueron enviadas al Instituto Noruego de Salud Pública, laboratorio internacional referente en el análisis y detección de metabolitos plásticos en muestras humanas, donde analizaron 27 compuestos derivados del plástico, que están presentes en los envases de productos alimentarios.

Se trata de 15 ftalatos -sustancias utilizadas para incrementar la flexibilidad y elasticidad de los plásticos- y 12 fenoles -utilizados para dar forma y resistencia a los plásticos.

Todos los participantes del estudio dieron positivo en la presencia de plásticos en su orina, con el número de compuestos detectados por individuo oscilando entre un mínimo de 20 y un máximo de 23 compuestos. 

Los resultados fueron supervisados por el doctor Porta, quien explicó a los participantes sus respectivos resultados. 

El meteorólogo de la televisión pública catalana Francesc Mauri ha admitido que quedó sorprendido por la colección de compuestos que le encontraron y ha avisado de que “velar por que esto no pase tendría que ser una prioridad”. 

Carme Solé ha denunciado a las empresas que habitualmente antes distribuían sus productos en botellas de vidrio y que ahora han empezado a hacerlo con plástico, y ha animado a negarse a comprar sus productos. 

Los responsables de la campaña han señalado que, pese a que estas sustancias se pueden excretar diariamente, la exposición continuada a estos compuestos tóxicos afecta al organismo humano.

Posibles daños

La campaña denuncia que estas sustancias plásticas pueden llegar a provocar alteraciones en el sistema endocrino, deteriorar la calidad del semen, alterar los niveles de hormonas sexuales, infertilidad, efectos tiroidales, bajo el peso de los neonatos, partos prematuros, alergias, obesidad o crecimiento de células cancerígenas. 

Una de las participantes del estudio y doctora especializada en Obstetricia y Ginecología Elena Carreras ha expresado su preocupación por el impacto que estos compuestos plásticos pueden tener en las madres gestantes y sus criaturas, ya que estos pueden llegar al feto a través de la placenta. 

La campaña “Salud de Plástico” quiere incidir en la futura ley de prevención y gestión de residuos que prepara la Generalitat de Catalunya y pretende responsabilizar de manera compartida entre las administraciones y el sector industrial, para así poder reestructurar la manera en cómo se distribuyen y se consumen los alimentos, y conseguir un marco legislativo que garantice la salud de las personas. 

La campaña incluirá la celebración de unas jornadas científicas y poner en marcha acciones para interpelar a productores, envasadores y gobiernos para concienciar sobre el impacto de los plásticos y avanzar hacia una sociedad de Residuo Cero.