Uno de los CDR confiesa al juez que Torra les iba a ayudar a tomar el Parlament

Uno de los integrantes del autodenominado Equipo de Respuesta Táctica (ERT), la facción supuestamente violenta de los Comités de Defensa de la República (CDR), confesó ante el juez de la Audiencia Nacional que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, conocía los planes del grupo para encerrarse en el Parlament, según ha informado este sábado el diario ABC citando fuentes de la investigación.

Según este diario, uno de los dos acusados, Ferrán Jolis, que admitieron parte de los hechos imputados —la compra de material explosivo y la realización de pruebas— explicó que desde dentro del Parlament les iban a facilitar la entrada en la cámara regional, un plan que contaba con el conocimiento de Torra y que se activaría "el día D": entre el aniversario del referéndum del 1-O y la sentencia a los líderes del 'procés' juzgados en el Tribunal Supremo.

El plan, según ha publicado El Confidencial, era ocupar la sede parlamentaria durante cinco días y en ese plazo buscar que el propio Torra o el expresident fugado Carles Puigdemontdeclarara la independencia unilateral, como colofón a una escalada de violencia con ataques coordinados a infraestructuras básicas. "A mí me dicen que Torra lo sabía", asegura este digital que confesó Jolis ante el juez.

Y afirmó además que habían realizado contacto indirecto con responsables de la Generalitat para que se les facilitara la entrada en instituciones para la consecución de sus planes. Ha recalcado que estos contactos para lograr ayuda se realizaban a través de una tercera persona.

Jolis contó que le propusieron hacer la cobertura logística-técnica para mantener las comunicaciones de internet y de los móviles cuando estuvieran dentro del Parlament.

Las fuentes de la investigación han afirmado que hay indicios de esos contactos y se está investigando lo declarado por Jolis, que formaría parte del núcleo duro del grupo de detenidos, junto con Jordi Ros, Xavier Duch y Eduard Garzón, considerado el cabecilla, de acuerdo a los datos de la investigación.

Detención de siete miembros de los CDR

El juez Manuel García Castellón ordenó este jueves el ingreso en prisión provisional y sin fianza de los siete miembros de los CDR detenidos en la operación Judas al considerar que integraban una organización "jerarquizada" que pretendía instaurar la república catalana por "cualquier vía, incluidas las violentas".

A los arrestados se les ha incautado precursores de explosivos y anotaciones sobre instalaciones públicas, dependencias policiales e infraestructuras críticas. Están en prisión por delitos de terrorismo, tenencia de explosivos y conspiración para causar estragos.

Según las pesquisas citadas por el diario ABC, los arrestados habrían aportado la logística necesaria para un encuentro entre un miembro del Govern y un enlace de los antiguos gobernantes catalanes fugados, entre ellos Carles Puigdemont, una vez activado el artículo 155 de la Constitución. La reunión, según este diario, se produjo el año pasado en otoño.

En el primer aniversario del referéndum ilegal del 1-O, Quim Torra llegó a dirigirse en público a los CDR: "Apretad, hacéis bien en apretar".

La Generalitat no da credibilidad

El departamento de Presidencia de la Generalitat ha afirmado este sábado que no da "ninguna credibilidad" a las informaciones que relacionan a Torra, con los miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) detenidos esta semana acusados de preparar acciones violentas.

Una portavoz de la consellería ha declinado hacer cualquier valoración sobre esas revelaciones que apuntan a que uno de los detenidos declaró al juez que le habían dicho que Torra les facilitaría la entrada al Parlament para protagonizar un encierro el próximo 1 de octubre.

La portavoz ha añadido que desde el departamento de Presidencia no comentan "informaciones de ese tipo, especialmente si provienen de filtraciones".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento