Ignacio Aguado y Javier Fernández-Lasquetty este martes durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.
Ignacio Aguado y Javier Fernández-Lasquetty este martes durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid no va a empezar a elaborar el proyecto de presupuestos para 2020 y prorrogará las cuentas de este año. Así lo anunció el consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, que achacó la decisión al actual momento de "máxima incertidumbre económica y política".

La medida obliga a aplazar las principales inversiones que anunció el Gobierno regional, como la ampliación de la red de Metro, la apertura de este servicio las 24 horas durante los fines de semana, el plan de vivienda joven o la rebaja de medio punto del Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF).

Fernández-Lasquetty explicó tras el Consejo de Gobierno que no puede elaborar los presupuestos para 2020 porque el Ejecutivo central en funciones sigue sin transferir los 1.237 millones de euros que le corresponden a Madrid de la financiación autonómica.

De acuerdo con los datos facilitados por el Gobierno regional, las entregas a cuenta que no envía el Estado se corresponden con la participación de la Comunidad en la recaudación de tributos como el IRPF o el IVA y suponen "alrededor del 80%" de la partida de ingresos con la que se elaboran las cuentas regionales.

Este bloqueo es el factor más determinante para no redactar el proyecto presupuestario, pero no el único. De acuerdo con Fernández-Lasquetty, varios indicadores económicos, como la caída que de afiliados a la Seguridad Social que se registró el pasado agosto (a niveles desconocidos desde 2008) o el hecho de que el crecimiento del PIB se esté frenando (este martes el Banco de España rebajó cuatro décimas, al 2 %, su previsión de crecimiento de la economía para este año), contribuyen a generar incertidumbre en la población.

A la prórroga, el Gobierno presidido por Isabel Díaz-Ayuso decidió sumar otras dos medidas complementarias para garantizar el cumplimiento del límite de déficit y la prestación de servicios esenciales, que no se verá afectada de ningún modo, de acuerdo con Fernández-Lasquetty.

Se trata de la habilitación de créditos por 177 millones de euros y de la retención simultánea de otros valorados en 217 que no afectan a "servicios esenciales". "Se retienen precisamente para garantizarlos", señaló el consejero, que añadió que se han asegurado de que son partidas que no se hubieran ejecutado este año.

En cuanto a la elaboración de las cuentas para 2020, la coalición PP-Cs las elaborará cuando reciba la previsión de ingresos del Estado, algo para lo que no hay fecha. En este sentido, el responsable de Hacienda apuntó que el hipotético desbloqueo de 733 millones de euros de la financiación retenida, del que el Ejecutivo regional asegura no tener comunicación oficial ya que se enteró por la prensa, no «resolvería» la situación.

La opinión de la oposición

La oposición en bloque criticó este martes la decisión del Gobierno regional. El líder del PSOE, Ángel Gabilondo, opinó que se trata de una «dejación de funciones» y dijo que elaborar los presupuestos es una de las tareas "más fundamentales" de los gobiernos.

Más Madrid dijo que la prórroga "es la constatación de la incapacidad de un gobierno débil", mientras que fuentes de Vox tildaron de «cacicada» la decisión de la coalición gubernamental.

"Cs decide no comenzar a cogobernar hasta el año que viene. Se espera poco trabajo y esfuerzo y cero propuestas", valoró por su parte Podemos.

Consulta aquí más noticias de Madrid.