València destinará la subida de impuestos a limpieza, jardinería, alcantarillado y seguridad

  • Hacienda confirma el incremento del 3% en el recibo del IBI al dejar de compensar la subida estatal.
  • La recaudación extra para las arcas municipales ascenderá a 29 millones de euros.
  • Otros impuestos que suben serán el IAE (para comercios que facturen 1 millón), vehículos o terrazas.
  • Llegir en valencià.
La primera fase del Parque Central de València abarca el 40% de la superficie total del futuro pulmón verde de la ciudad.
La primera fase del Parque Central de València abarca el 40% de la superficie total del futuro pulmón verde de la ciudad.
20MINUTOS.ES

El Gobierno municipal de València justifica el incremento de impuestos y tasas que se aplicará el año que viene por la necesidad de ampliar servicios públicos tales como la limpieza, la jardinería (por nuevas zonas verdes como el Parque Central, el de Malilla y otros de barrio), el aumento de personal de Policía Local y Bomberos y las actuaciones en la red de saneamiento.

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha anunciado este lunes que los 29 millones de euros extra que se recaudarán con "ajustes" y "actualizaciones" de impuestos y tasas se destinarán también a financiar, con 12 millones, el mantenimiento de colectores, alcantarillado o las contrataciones de seguridad ciudadana.

Así lo ha afirmado al término de la reunión en la que se ha abordado la modificación de las Ordenanzas Fiscales para 2020, que se aprobará de forma inicial este jueves en el Pleno. Vilar ha explicado que se está realizando un "cuadro de ajuste fiscal, tanto en tasas como en impuestos, con una actualización", porque se pretende incrementar servicios como la recogida de basuras o la seguridad ciudadana, "con la contratación de 250 policías y cerca de 60 bomberos que este lunes se incorporaban a la academia y que ya son funcionarios municipales".

El concejal ha detallado la evolución de algunos tributos, "que no pueden bajarse si se quiere incrementar los servicios". En el caso el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), dijo que "llevaba congelado desde 2010" y su actualización, un incremento del 3%, "viene determinada por la disposición gubernamental para aquellas ciudades que llevan más de diez años sin renovar los valores catastrales, que en el caso de València llevan 20 años sin revisión". Este incremento "no será absorbido por el Ayuntamiento".

Otros impuestos que subirán serán el de Construcciones y Obras (ICIO), también un 3%; el de vehículos, un 5%, el de Actividades Económicas (IAE), un 14% y tasas como las de terrazas de locales en Ciutat Vella (un 5%) y la de alcantarillado, que encarecerá 12 euros anuales el recibo del agua.

Vilar se ha escudado en "la complejidad de adaptar las ordenanzas a los impuestos, y a los supuestos de la ley", y ha añadido que el Consistorio no ha podido incrementar la bonificación del 50% del IBI que se aplica a las viviendas que utilizan energías renovables. Por otra parte, ha subrayado que su departamento "ha aumentado las bonificaciones posibles para reducir la cuota de los recibos del IBI".

Así, mantiene exenciones para los propietarios de tierras agrícolas activas, y bonificaciones del 60% para salas de actuaciones de audiovisuales y de artes escénicas en el caso de llevar 30 años de actividad ininterrumpida, del 20% si su programación incluye un mínimo de 16 espectáculos en valenciano.

También contarán con bonificación los propietarios de inmuebles que utilicen energías renovables, a quienes se les aplicará la máxima bonificación (del 95%) que permite la ley, y establecimientos históricos, catalogados como emblemáticos, que también tendrán una bonificación del 95%.

"Mantenemos las bonificaciones para las familias numerosas, si bien es cierto que los propietarios de inmuebles con valor catastral superior a 300.000 no cuentan con este descuento a la hora de abonar el impuesto, siendo esta una excepción que el año pasado solo afectó a siete familias que residen en el centro de la ciudad en grandes edificios e incluso palaciegos", ha aclarado Vilar.

El Ayuntamiento también ha realizado un "ajuste" en los tipos de los Bienes de Características Especiales y Usos Diferenciados para grandes valores catastrales, para alcanzar la cuota tributaria media de las ciudades españolas de más de 500.000 habitantes.

Según Gobierno local, la "actualización" del IAE no afectará al pequeño comercio, sino que está dirigida aquellas empresas con una facturación superior a un millón de euros. "Con todo, esta carga impositiva, que puede suponer unos 400 euros anuales, es inferior a la de otras grandes ciudades como Zaragoza y Sevilla", ha resaltado Vilar.

El PP propone bajar el IBI y Cs  habla de "ataque fiscal"

La oposición municipal ha cargado duramente contra la subida de impuestos. La portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, ha defendido este lunes una bajada del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) del 10% en la presentación de la campaña informativa que llevará el PP de la ciudad a "todos los barrios" para "informar de la subida de impuestos y tasas aprobada" por el Gobierno municipal.

La campaña de los populares, bajo el lema El impuestazo de Ribó (en referencia al alcalde de la ciudad), pretende llegar "a todos los rincones" y se ha iniciado ya con reuniones con vecinos y colectivos de la ciudad "afectados por la subida", explican desde el grupo municipal del PP.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos (Cs), Fernando Giner, junto al concejal de la formación Rafael Pardo, ha denunciado que los autónomos "tendrán que pagar 177,54 euros más cada año en concepto de impuestos y tasas relacionadas con su actividad y con sus obligaciones como ciudadanos de a pie". Esta formación ha elaborado un informe que refleja este "ataque fiscal", según lo califican desde el grupo municipal. Pardo, además, lo considera un "hachazo" para los autónomos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento