Pablo Iglesias en el debate de investidura
El secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. EFE/Emilio Naranjo

Pablo Iglesias afronta con seguridad las elecciones generales del 10 de noviembre, en las que encuestas como la de Ipsos para 20 minutos otorgan una leve mejoría con respecto a las del pasado 28 de abril. No obstante, el líder de Unidas Podemos ha dejado claro que, de no ser así y si los resultados no son buenos, podría dejar su cargo como secretario general del partido.

"Inmediatamente pondría mi cargo a disposición del Consejo Ciudadano y de los inscritos y las inscritas", ha respondido tajante en una entrevista en Los Desayunos de TVE.

En ella también se ha referido a la vuelta de su excompañero de partido Íñigo Errejón a la política nacional, algo que ha señalado que es "legítimo" y "previsible". Considera que llegado el momento "los ciudadanos elegirán lo que consideren conveniente".

Iglesias ha evitado calificar la entrada de Errejón al tablero político que disponen los nuevos comicios, y se ha limitado a pedir que se deje de "patrimonializar la izquierda" y de "hablar de etiquetas" que describen la "división" de este bloque. "Que se presenten diferentes formaciones políticas es perfectamente legítimo", ha remarcado el dirigente de Unidas Podemos al ser preguntado en varias ocasiones por la decisión de Errejón y su relación con su excompañero de partido.

Tanto si Errejón concurre únicamente con Más Madrid como formación regionalista como si busca confluencias en otras comunidades autónomas, Iglesias ha instado a esperar antes de llegar a conclusiones propias y aun así ha asegurado que lo recibirá como "legítimo" y "previsible". "Los ciudadanos siempre han tenido muchas opciones, las escisiones no son una novedad en la política española", ha argumentado el secretario general.

Tampoco cree que el presidente en funciones, Pedro Sánchez, vaya a poner pegas a un hipotético pacto con Íñigo Errejón. "A nadie le puede extrañar que Pedro Sánchez prefiera pactar con Errejón", ha añadido", una decisión que asegura que se podrá "juzgar" y que pondrá sobre la mesa "hasta qué punto hemos sido fieles a nuestra palabra".

Calvo espera que Errejón ayude a sumar

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha negado este lunes que la irrupción del partido de Íñigo Errejón en la política nacional sea una estrategia orquestada con el PSOE, pero ha dicho que espera que ayude a sumar, porque "Unidas Podemos no lo ha hecho".

Calvo ha hecho estas afirmaciones a los periodistas a la salida de un desayuno informativo protagonizado por el presidente de Asturias, Adrián Barbón. "No sé de dónde salen esas tonterías, pero solo faltaba ya", ha respondido por su parte la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, al ser preguntada por esa supuesta maniobra entre Más Madrid y el PSOE.

Ha incidido en que la democracia "nunca es un problema", sino la solución y ha recalcado que eso tienen que entenderlo todos los partidos. "El mío desde luego lo ha entendido así siempre", ha subrayado, tras lo que ha asegurado que en lo que están es en sacar un buen resultado en las elecciones generales del 10 de noviembre para que haya un gobierno en plenas funciones ya, "a poder ser en el mes de enero"