Patricia Ramos
Imagen de archivo de Patricia Ramos. Organización Plan Internacional de Patricia Ramos

La joven estudiante Patricia Ramos, de 19 años, representará a España en la Cumbre Juvenil sobre la Emergencia Climática de Naciones Unidas de Nueva York para exponer a los gobernantes la urgencia de pasar a la acción en la ayuda a la infancia en cuestiones de género y cambio climático.

Los efectos del cambio climático, como sequías o inundaciones, afectan directamente a la vida de los niños y más a la de las niñas, e impactan en sus derechos a la educación o la vivienda, según relata en una entrevista la representante juvenil de España en la Cumbre Juvenil, que se celebra el próximo 21 de septiembre, dos días antes del inicio de la reunión general.

Ramos ha sido seleccionada entre los más de 7.000 candidatos jóvenes que presentaron su candidatura para asistir a la Cumbre de la mano de la organización Plan Internacional, con la que trabaja como cooperante desde los 14 años.

Es miembro del Comité Juvenil de Plan Internacional y ha participado en diferentes actividades enfocadas en los derechos de los niños y el empoderamiento de las niñas.

Petición a Pedro Sánchez y la UE

Estudiante de segundo año de Medicina y de música, explica que durante la cumbre entregará al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, una petición para que el Gobierno y la Unión Europea "impulsen un compromiso global para que las medidas climáticas tomen en cuenta especialmente a las niñas y niños".

"Solicito al Gobierno que impulse un compromiso internacional que incluya varias medidas, entre ellas cumplir con el Acuerdo de París, reducir las emisiones de efecto invernadero o que las niñas y jóvenes estemos incluidas en la búsqueda de soluciones para afrontar la emergencia climática", agrega.

Asimismo, pide que se cree una partida específica para luchar contra el cambio climático en los países en desarrollo que tenga en cuenta la situación especial de las niñas.

Demanda, además, que las inversiones en nuevas tecnologías y fuentes de energías renovables tengan en cuenta a las jóvenes para temas de empleo verde, con el fin de igualar la representación, porque son sectores que por lo general están más copados por los hombres, quienes suelen tener más presencia en las carreras tecnológicas.

Con Plan Internacional la joven viajó a Paraguay, donde pudo constatar que son las niñas el segmento de población más vulnerable a los efectos del cambio climático.

"En Paraguay y en países menos desarrollados, las niñas tienen menos derechos reconocidos y en momentos como inundaciones o épocas de sequías la escasez de recursos pesa mucho dentro de los núcleos familiares, por lo que una de las soluciones son los matrimonios de conveniencia" relata.

Además, añade que son las niñas "las que deben ir a buscar el agua a kilómetros de distancia de sus viviendas, lo que les obliga a abandonar los estudios y, además, poner en riesgo su vida".

Ramos ha expuesto sus demandas para lograr más igualdad entre los jóvenes de ambos sexos ante representantes y portavoces de partidos políticos de cámaras como el Congreso de los Diputados y la Asamblea de Madrid.

En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, propusieron desarrollar un protocolo para detectar casos de ablación genital enfocado a los profesionales sanitarios para denunciar esos casos.

Y para reducir el acoso callejero a niñas y mujeres en la ley expusieron a la exalcaldesa Manuela Carmena los resultados del estudio Free to Be de 2018, que recoge testimonios sobre los puntos donde las jóvenes se sienten "más seguras o menos seguras".

En la Cumbre Juvenil de la ONU los jóvenes intercambiarán impresiones y plantearán soluciones que serán presentadas el día 23 a los gobernantes para que los gobiernos nacionales las "puedan implementar de forma urgente".

En Nueva York, Ramos desea tener un encuentro con la activista sueca Greta Thunberg, que "es una fuente de inspiración para todos los participantes, la mayoría chicas".