Ana Obregón, de 64 años, se ha pronunciado en su aparición en los premios Escaparate de Sevilla sobre el estado de salud de su hijo, Alejandro Lequio, de 27, que hace pocos días volvió a sufrir un duro revés en su lucha contra el cáncer.

"Bueno, bien. Ha habido una piedrecita en el camino. Esta es una enfermedad larga y la afrontamos como siempre: con mucho optimismo. Ya es la última piedrecita", aseguraba la actriz con mucha positividad.

Y aprovechaba también para mandar un mensaje a todos aquellos que la padecen: "Lo único que animo es a todos los valientes que luchan contra esta enfermedad. Gracias a Dios cada año se descubren cosas nuevas, cada año se sabe más y se trata mejor. Creo que dentro de 15 años será como tener una gripe y eso es lo que esperamos".

La presentadora también habló sobre su expulsión de Masterchef Celebrity, la primera del concurso: " Yo encantada, estaba feliz cuando me expulsaron porque realmente lo que necesito en estos momentos, como cualquier madre, es estar al lado de mi hijo. Así que me han hecho el favor".