El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, aterriza en Biarritz (Francia) para la reunión del G-7
El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, aterriza en Biarritz (Francia) para la reunión del G-7 EFE / JULIEN DE ROSA

El Partido Demócrata (PD, centroizquierda) y el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) han retomado las negociaciones para un posible Gobierno en Italia, después de que los socialdemócratas hayan confirmado que no imponen vetos a que Giuseppe Conte pueda ser el próximo primer ministro.

"No hay vetos contra él", dijo el portavoz del PD en la Cámara de los Diputados, Graziano Delrio, a los medios, después de que el M5S afirmara en una nota que interrumpía las conversaciones hasta que se levantaran los vetos.

"Volveremos a encontrarnos con el PD cuando den el visto bueno al encargo (para formar gobierno) a Conte. No habrá ninguna otra reunión hasta que hayan aclarado oficialmente su posición sobre Giuseppe Conte", había señalado el MS5 en un comunicado.

Delrio aseguró que las dos formaciones están hablando "de los problemas del país y no de ambiciones personales" y reiteró que la intención es formar un Ejecutivo serio.

El M5S ha celebrado en una nota "las palabras de apertura de algunos miembros autorizados del PD sobre el papel del primer ministro Giuseppe Conte" y ha reabierto la puerta a continuar dialogando "sobre el programa".

"El M5S quiere ante todo hablar de soluciones para el país, en una fase que consideramos muy delicada tras la apertura de una crisis", que generó el líder de la ultraderechista Liga y ahora ministro del Interior en funciones, Matteo Salvini.

Además de un programa basado en posiciones comunes, el PD y el M5S también hablan del equipo de Gobierno y según los medios italianos, que citan fuentes del partido socialdemócrata, el líder de los "grillinos", Luigi Di Maio, "sigue reivindicando el papel de vicepresidente", lo que "repetiría el mismo esquema que ha llevado al fin al anterior Ejecutivo", o estaría dispuesto a asumir el Ministerio de Defensa.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha publicado un mensaje en las redes sociales en el que ha afirmado que respeta al primer ministro italiano, que ha representado correctamente a Italia en el G7 de Biarritz (Francia), y ha confiado en que "pueda seguir siendo primer ministro".

Trump, sin embargo, ha cometido un error con el nombre de Conte, ha escrito Giuseppi, terminado en 'i', lo que ha generado bromas en Italia.

También el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo recientemente de Conte que "siempre ha sido extremadamente duro a la hora de defender los intereses nacionales de Italia, pero al mismo tiempo muy responsable en lograr soluciones europeas".

Mientras el PD y el Cinco Estrellas continúan negociando un acuerdo de Gobierno en el país, el presidente de la República, Sergio Mattarella, ya ha comenzado la segunda ronda de consultas con los partidos políticos para decidir si es posible formar un Ejecutivo o hay que celebrar elecciones.

Mattarella recibe hoy a los presidentes de la Cámara de los Diputados, Roberto Fico, y del Senado, Maria Elisabetta Aberti Castellati, y a los grupos minoritarios, y el miércoles será el turno de los grandes partidos.