Soyuz MS-14
La nave Soyuz MS-14, pilotada por el androide Fedor, se ha enganchado finalmente a la EEI. ROSCOSMOS

La nave rusa 'Soyuz MS-13' cambió con éxito este lunes de puerto de enganche en la Estación Espacial Internacional (EEI) para facilitar un segundo intento de acoplamiento a la plataforma de la 'Soyuz MS-14', con en androide 'Fedor' como único ocupante, según ha informado el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia.

Ese segundo intento de acomplamiento se producirá la madrugada de este martes, a las 3.10 hora GMT (5.10 hora española), tras el intento fallido registrado el pasado sábado. La 'Soyuz MS-13' se desacopló del módulo ruso Zvezdá a las 03.35 GMT y, 25 minutos después, tras alejarse a una distancia de seguridad, se enganchó al módulo Poisk, también del segmento ruso de la EEI.

Durante la maniobra, a bordo de la nave se hallaban sus tres tripulantes: el ruso Alexandr Skvortsov (de Roscosmos), el estadounidense Andrew Morgan (de la NASA) y el italiano Luca Parmatino (de la Agencia Espacial Europea). Estos comenzaron la maniobra de reubicación cuando se desacoplaron del puerto de popa del módulo Zvezdá de la estación.

Skvortsov voló la nave espacial, retrocediendo a unos 124 pies (38 metros) de la estación espacial antes de completar una maniobra de desplazamiento para llevarlos al módulo Poisk para el atraque manual. De este modo, según el CCVE, en caso de que hubiera surgido un problema, los tripulantes de la nave hubiesen podido regresar a la Tierra.

Esta medida ha liberado el puerto para el acoplamiento de la 'Soyuz MS-14', que actualmente se encuentra en una trayectoria segura por encima y detrás de la estación espacial para ejecutar un segundo intento de atraque a Zvezdá.

Desperfecto en los equipos

El segundo intento de acoplamiento de la Soyuz MS-14 con el módulo Zvezdá está programado para las 03.10 GMT de este martes, y al igual que el primero, se efectuará en régimen automático. Según datos preliminares, el enganche fallido se debió a un desperfecto en los equipos del sistema de acoplamiento automático Kurs instalados en la EEI.

Con solo "Fiódor" a bordo, Roscosmos —la agencia espacial rusa— quería verificar la fiabilidad para misiones tripuladas del cohete portador 'Soyuz-2 1a', que cuenta con un sistema de mando digital y que sustituirá en un futuro al Soyuz-FG, de mando analógico y fabricación ucraniana. El robot también ha sido elegido para los ensayos de la nueva nave espacial rusa 'Federatsia', cuyo lanzamiento ha sido aplazado hasta 2022, y podría ser el primer androide en viajar a la luna.

Llamado oficialmente FEDOR por sus siglas en inglés (Final Experimental Demonstration Object Research), el robot ha sido rebautizado por la prensa del país como "Fiódor" por su similitud con ese nombre de pila ruso, y, además, responde en las comunicaciones con la Tierra con el código Skybot-F850. Fiódor mide 180 cm y pesa 160 kilogramos, lo que obligó a reforzar la butaca en la que va instalado, ya que de serie estaba calculada para un peso de 95 kilogramos.

Fue desarrollado en 2014 por encargo del Ministerio para Situaciones de Emergencia ruso con el propósito inicial de ser empleado en la evacuación de personas de zonas afectadas por derrumbes, incendios y contaminación química o radioactiva.