Listeriosis
Hospital Virgen del Rocío de Sevilla donde permanecen ingresados algunos de los afectados por listeriosis. EFE/José Manuel Vidal

El doctor José Miguel Cisneros, portavoz andaluz de la Consejería de Salud y Familias para esta crisis sanitaria, ha anunciado este viernes el fallecimiento de un paciente de 72 años con "cáncer metastásico terminal" de páncreas y que estaba infectado de listeriosis.

Se trata del segundo fallecimiento por listeria en Andalucía, pero Cisneros matiza que se desconcoe aún si la carne mechada fue el origen de la bacteria contraída por este paciente, que no estaba dentro de la lista de afectados por el brote y que había ingresado con fiebre en el hospital el pasado 10 de agosto. La cifra de afectados asciende ya a 186 personas en toda España.

El portavoz de la Junta de Andalucía asegura que el fallecido se encontraba "en situación paliativa" y su muerte ha coincidido con la detección de la listeriosis, aunque "no constaba la ingesta" del producto contaminado. No obstante, precisó que los análisis que se le van a realizar deben confirmar si la muerte se ha debido al brote de listerioris que ha activado una alerta alimentaria y sanitaria o simplemente era un "paciente vulnerable" por el cáncer que ha adquirido la listeriosis.

Los médicos andaluces respaldan la gestión de Junta

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) ha mostrado por otro lado su "total respaldo" a la gestión de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía en relación al brote de listeriosis causado por la carne mechada contaminada de la empresa Magrudis.

Asimismo, los médicos andaluces consideran que no es el momento del debate sobre la "tardanza" en declarar la alerta, ya que detectar un brote de este tipo entraña "una gran dificultad" y los riesgos de la decisión son "altos". El CACM ha defendido las actuaciones llevadas a cabo por la Consejería "desde el momento mismo en que se confirmó la alerta sanitaria", y ha agradecido la comunicación "transparente, continua, detallada y exhaustiva a los ciudadanos".

Las medidas han sido las "oportunas" para ofrecer una respuesta asistencial", ha sostenido el colegio de médicos, y ha valorado el "ímprobo esfuerzo" de los profesionales, tanto en las labores de inspección como en el contraste de datos y pruebas. Era necesario, según estos profesionales, evitar generar "alarma social" y "crispación en la población" cuando lo único importante en el momento es la atención a los afectados y su salud, a los que han deseado "pronta recuperación".