Listeriosis
El paquete que consumió la familia de Francisco Javier. 20MINUTOS.ES

Francisco Javier Fernández difícilmente podrá borrar de su memoria el infausto recuerdo de este verano, en el que el brote de listeriosis que afecta ya a casi 170 personas en toda España terminó con sus dos hijas ingresadas y sembró el miedo en su familia. Congregados en una celebración con una quincena de parientes el pasado 15 de agosto, once de ellos comieron carne mechada contaminada y diez resultaron intoxicados, incluida una mujer embarazada que todavía permanece en el hospital.

Tras la reunión familiar, en la que consumieron carne mechada durante la comida y la cena, la primera en manifestar los síntomas de la listeriosis fue la hija mediana de Francisco Javier, de 7 años, que despertó el día posterior a la celebración aquejada de fuertes dolores estomacales, náuseas y vómitos. Seguidamente, la pequeña experimentó fiebre y el matrimonio decidió llevarla al Hospital Infantil Virgen del Rocío de Sevilla.

Conocedores de la alerta sanitaria por listeria, fueron ellos mismos quienes indicaron al hospital que el malestar de la pequeña podía obedecer a una intoxicación por esta bacteria, ya que habían consumido carne mechada de la marca contaminada. En vista de los síntomas y de la situación, los médicos decidieron ingresar a la niña y hacerle las pruebas pertinentes para determinar si efectivamente era víctima de la infección.

Tan solo unas horas más tarde, Francisco Javier tuvo que regresar al hospital, esta vez con su hija menor, que presentaba la misma sintomatología que la mediana y también quedó ingresada en el Virgen del Rocío. Progresivamente, hasta un total de diez miembros de su familia, incluido él mismo, experimentaron dolencias similares. Entre los afectados, se encuentra una mujer embarazada de 16 semanas, que todavía no ha recibido el alta.

"Hemos pasado miedo"

Actualmente, Francisco Javier y su familia ya han recibido los resultados correspondientes a las pruebas practicadas a su hija mediana, cuyo hemocultivo ha sido positivo. Esto significa que la bacteria alcanzó la sangre de la pequeña, lo que puede provocar la diseminación generalizada de la infección y problemas en otros órganos, como las meninges.

"La bacteria en sangre es un problema de otra dimensión (...) El pediatra ha dicho que va a estar en seguimiento durante unos meses y nos ha pedido que estemos vigilantes durante este tiempo, que prestemos atención a síntomas como fiebre, fatiga, diarrea, vómitos, tensión en el cuello...", explica.

El paquete que compró la familia de Francisco Javier (Foto: 20minutos)

Tras los 15 días de tratamiento antibiótico prescrito por el pediatra a la niña, se le realizará una revisión y se valorará la posibilidad de practicar un nuevo hemocultivo.

Asimismo, reconoce que han pasado "miedo" y que después de acudir a la consulta de revisión de enfermedades infecciosas este jueves por la mañana están "con la mosca detrás de la oreja", aunque confía en que "todo quede en un susto".

En estos momentos, todos los miembros de la familia de Francisco Javier que mostraron síntomas se encuentran en tratamiento antibiótico y a la espera de recibir los resultados de los hemocultivos, si bien saben que la carne mechada que consumieron pertenece a uno de los lotes contaminados.

Acciones legales

En este caso, la carne mechada contaminada fue adquirida en una gasolinera y cortada por ellos mismos antes del consumo. Ahora, se plantean la posibilidad de emprender acciones legales, aunque ignoran los resultados de algunas pruebas médicas.

"Aunque los hemocultivos den negativo, eso no significa que no nos hayamos intoxicado. Hemos padecido los síntomas. Además, el perjuicio a mi hija es más que suficiente", relata Francisco Javier.

Por el momento, la Asociación del Defensor del Paciente ha registrado varias denuncias en los juzgados de Sevilla para pedir el inicio de una investigación por los afectados del contagio masivo del brote de listeriosis de la carne mechada con el nombre comercial La Mechá.

Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) animó este martes a los afectados por el brote a reclamar una indemnización por los daños provocados por la intoxicación.