Las comunidades autónomas han notificado al Ministerio de Sanidad 168 casos confirmados de listerioris por el brote causado por el consumo de carne mechada contaminada, 161 en Andalucía, tres en Asturias, otros tantos en Aragón y uno más en Extremadura, aunque se están estudiando otros 16 notificados.

De acuerdo a la información oficial recibida de Andalucía, hasta el momento se han confirmado 161 casos relacionados con el brote, la mayor parte localizados en Sevilla (131), pero se han encontrado en casi todas las provincias de la comunidad: Huelva (15), Cádiz (7), Granada y Málaga (4 cada una). El informe no detalla cuántos casos bajo sospecha se están estudiando en Andalucía.

Otras comunidades también han certificado casos asociados a este brote:

  • Asturias: tres casos en una misma familia procedente de Sevilla se han "diagnosticado" en Gijón, entre ellos una embarazada que se atendió a su regreso a Andalucía.
  • Extremadura: un caso "confirmado", además de nueve "en estudio".
  • Aragón: tres casos "confirmados" en una familia de cuatro miembros que compraron carne mechada en Sevilla y la consumieron de vacaciones en el Pirineo Aragonés.

El informe recoge otros casos notificados, aunque no precisa si están verificados. Si lo estuvieran la cifra se elevaría a 175. Estos son:

  • Cataluña: dos casos de la misma familia que refieren haber consumido carne mechada de la marca implicada traída por un familiar desde Andalucía.
  • Madrid: cinco casos, cuatro de ellos con antecedentes de consumo en Andalucía y un neonato prematura cuya madre consumió carne mechada en un bar de Madrid en julio.

En las últimas horas, se han produido 29 nuevos ingresos hospitalarios en Andalucía, con lo que se eleva el número de pacientes a 82 en la comunidad (de los cuales, 28 son embarazadas). Además, José Miguel Cisneros, médico jefe de este operativo, ha querido lanzar un mensaje a la población afectada, a quienes tranquilizaba asegurando que en la mayoría de casos la listeriosis no reviste gravedad, y ha pedido al resto de la población que no acuda a los hospitales si no se ha consumido el producto contaminado, porque "no hay motivo para temer un contagio.

También, Cisneros ha querido realizar un llamamiento a la calma, asegurando que no hay razones para mostrarse alarmista. Asegura que la notificación a las organizaciones internacionales "es una medida garantista", y no "alarmista".

"Estamos en una fase temprana del brote, y es normal que aparezcan más casos". Igualmente, recordaba que la listeriosis no es de transmisión cruzada, lo que significa que no se contagia de persona a persona. "El origen del brote es el consumo de carne contaminada", insiste.

Además, la Junta de Castilla y León ha confirmado este jueves la detección de dos casos de listeriosis en la Comunidad, uno en Salamanca relacionado con el consumo de carne La Mechá procedente de Andalucía y otro, en Segovia, no vinculado con este brote, al no haber consumido el afectado este producto.

Sanidad espera "más casos" de listeria

Con todo, la ministra de Sanidad en funciones, María Carcedo,  ha afirmado que no descartan que haya más casos de listeriosis aún por registrar.

"Es posible que haya más casos. Estamos advirtiendo a la población permanentemente, estamos siguiendo la situación del brote por nuestras redes de vigilancia, y también el instituto de salud Carlos III con el apoyo microbiológico para especificar la bacteria del brote. Se sigue minuto a minuto", ha comentado la ministra, que ha añadido que el presidente en funciones, Pedro Sánchez, está "al minuto pendiente e informado" sobre el brote.

Por otra parte, Carcedo ha defendido la retirada de todos los productos de la marca 'La Mechá', y no solo aquellos de carne mechada, como 'cuestión preventiva' que "se hace con carácter habitual cuando hay sospechas de contaminación cruzada".

Sobre el posible motivo de esta contaminación, ha recordado que existen "mecanismos de control" en este tipo de productos que no tienen elaboración en el domicilio a altas temperaturas (lo que elimina 'a posteriori' los posibles patógenos dañinos que contengan). "Cuando se contamina, es que alguna cocción ha fallado, es lo que hay que investigar. Se ha retirado del mercado, se insiste en que no se consuma, pero hay que saber que es lo que sucedió", ha incidido.

Sin embargo, ha puntualizado que en lo que están trabajando ahora las autoridades es en "contener el brote difundiendo la información para que no se consuma la carne, y con la atención adecuada de las personas afectadas"."Especular como comenzó el brote, ya habrá tiempo. En todo caso, hay que actuar con diligencia e intercambiar la información entre CC AA", ha concluido.

La comunicación a la OMS y a la UE es "habitual y ordinaria"

Por otra parte, la ministra ha aclarado que la comunicación del brote a las autoridades de la OMS y la UE es un procedimiento "habitual y ordinario", debido a posibles contagios de turistas que hayan comido la carne contaminada de la marca 'La Mechá' en nuestro país o hayan llevado estos productos a sus países de origen.

"Es un procedimiento habitual que desde las autoridades estatales se comunique a la OMS y a la Comisión Europea para que las autoridades sanitarias estén alerta y sean conocedoras de la situación en nuestro país. Se hace por prevención y funcionamiento ordinario de las organizaciones internacionales. Además, es razonable porque en España hay muchos turistas de otros países", ha apuntado en declaraciones a Antena 3 y Telecinco