Liam Hemsworth ha decidido solicitar el divorcio a Miley Cyrus, una semana después de darse a conocer su ruptura, tras ocho meses de matrimonio. Con esto, el actor da un paso más en el proceso de separación definitiva con la autora de Malibu.

El artista, de 29 años, achaca esta decisión a "las diferencias irreconciliables" con la cantante, tal y como han informado este jueves la revista People y el diario The Blast.

De esta manera, uno de los matrimonios más icónicos de Hollywood se despide de su historia de amor: lo que al principio se contemplaba como "un descanso" ha pasado a ser una despedida a diez años de relación.

El boom se produjo cuando la pasada semana se hicieron públicas unas imágenes de Cyrus, de 26 años, con la influencer Kaitlynn Carter, de 30, donde aparecían muy cariñosas durante unas vacaciones en Italia.

El representante de Miley Cyrus confirmó poco después la ruptura de la pareja y Cyrus no tardó en manifestarse en Instagram para informar, de manera sutil, sobre los cambios que había en su vida: "El cambio es inevitable", apuntó.

Por su parte, el pequeño de los Hemsworth también decidió escribir unas palabras en Instagram, donde deseaba "salud y felicidad" a la cantante.

Las amistades de ambos también aportaron detalles sobre el tema, donde se produjeron discrepancias. Unos, lo achacan a las infidelidades de Cyrus; y otros vinculan lo sucedido a las adicciones del actor.

La última aparición de la cantante con la influencer se produjo hace unos días, cuando ambas se dejaron ver con la madre de Miley Cyrus, Tish Cyrus, en los Ángeles, mientras iban de camino a un restaurante.