Frontera de Melilla
Puesto fronterizo de Beni Enzar, entre Melilla y Marruecos. EFE

La Delegación del Gobierno ha anunciado la instalación en la frontera entre Melilla y Marruecos de las cámaras de reconocimiento facial para poner en marcha próximamente la "frontera inteligente", al tiempo que se mejoran los pasos peatonales.

Según ha informado este lunes la institución que preside Sabrina Moh, el sistema de reconocimiento facial, que "se encuentra en fase de prueba y ajuste para darle la máxima fiabilidad", servirá para "mejorar la seguridad y fluidez" en los pasos fronterizos de la ciudad española del norte de África con el reino alauí.

El organismo gubernamental también ha comunicado que han arrancado unas obras de mejora en el paso fronterizo de Beni-Enzar, para dar más amplitud al paso peatonal en la zona de entrada a la ciudad.

En este sentido, ha detallado que "los trabajos, que salvo imprevisto o incidencia está previsto que estén listos esta misma semana, van a implicar la eliminación del pasillo de retorno, que estaba en desuso, y cuya eliminación va a implicar una mayor amplitud a la zona de paso peatonal de entrada a Melilla".

La Delegación ha asegurado que la frontera permanecerá abierta durante las obras por lo que los ciudadanos que la transiten a pie serán desplazados a una zona de paso adyacente habilitada para ello.

Consulta aquí más noticias de Melilla.