La embarcación Open Arms ha recibido una orden del centro de coordinación marítimo de España de dirigirse al Puerto de Algeciras, a más de cinco días de navegación, han explicado fuentes de la ONG española.

La entidad ha solicitado confirmación de esta información, mientras atiende a las 107 personas que se encuentran a bordo del buque, ahora enfrente de la costa italiana de Lampedusa, tras más de 17 días de espera.

La orden llega después de que el presidente del Gobierno central en funciones, Pedro Sánchez, haya pedido habilitar el citado puerto para recibir al barco Open Arms, después de "la inconcebible respuesta de las autoridades italianas, y en concreto de su ministro de Interior italiano de cerrar todos sus puertos".

La entidad ha descartado inicialmente esta opción para desembarcar a los inmigrantes a bordo por no ser viable y estar a 950 millas de navegación, y en el que el fundador de la entidad, Òscar Camps, ha considerado "el puerto más lejano del Mediterráneo".

"Estas personas necesitan ser desembarcadas inmediatamente. Estamos actualmente en un estado de emergencia humanitaria, y estas personas deben ser desembarcadas ya. Hay resoluciones judiciales que lo están diciendo desde hace días", han subrayado fuentes de la ONG.

Posteriormente, la ONG ha tuiteadoque han enviado una solicitud urgente al puerto de Lampedusa para poder entrar y desembarcar a los 107 inmigrantes. "Sus condiciones psicofísicas son críticas, su seguridad está en riesgo. Si sucediera lo peor, Europa y Salvini serán responsables".