Cómo iban al baño los astronautas del Apollo 11

Los astronautas estadounidenses Neil Armstrong y Michael Collins y Edwin Aldrin (i a d), tripulantes del Apolo 11, cohete que los transportó hacia la Luna.
Los astronautas estadounidenses Neil Armstrong y Michael Collins y Edwin Aldrin (i a d), tripulantes del Apolo 11, cohete que los transportó hacia la Luna.
ARCHIVO

En 1969, los astronautas Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins llegaron a la Luna a bordo del Apollo 11, un hito de la historia espacial del que ahora se cumplen 50 años. Sin embargo, en las décadas de los sesenta y setenta, en plena carrera espacial, los ingenieros de la NASA se centraron en trabajar por que el hombre llegase a la Luna en vez de diseñar también otras comodidades como, por ejemplo, un inodoro dentro de la nave, recoge Business Insider.

"La defecación y la micción han sido aspectos molestos del espacio desde el comienzo de los vuelos espaciales tripulados", puede leerse en un informe de la NASA al referirse a las misiones espaciales de Apollo.

¿Cómo iban al baño entonces? Los residuos humanos se recogían en el espacio mediante un sistema de bolsas. Por ejemplo, para orinar, los astronautas —todos los de la misión Apollo fueron solo hombres— empleaban un objeto similar a un condón, conectado a una bolsa mediante una pequeña manguera.

Sistema para orinar que empleaban los astronautas de la misión Apollo de la NASA.
Sistema para orinar que empleaban los astronautas de la misión Apollo de la NASA.

Para las heces, hubo que confiar en un sistema de recolección "extremadamente básico", indica la NASA en su informe. "El dispositivo utilizado fue una bolsa de plástico que se pegaba con cinta adhesiva a las nalgas para capturar las heces". Tras ello, el astronauta debía "sellar la bolsa y amasarla para mezclar un bactericida líquido con el contenido" para lograr estabilizar las heces. "Debido a que esta tarea era desagradable y requería una cantidad de tiempo excesiva", prosigue la NASA, los astronautas consumían alimentos pobres en fibra y laxantes antes del lanzamiento. Durante el vuelo espacial también empleaban medicamentos "para reducir la motilidad intestinal".

Concluye la NASA en dicho informe que "en general, el sistema de gestión de desechos de Apollo funcionó satisfactoriamente desde el punto de vista de la ingeniería, sin embargo, desde el punto de vista de la aceptación de la tripulación, el sistema ha recibido malas calificaciones".

Una vez en la Luna, los astronautas debían llevar una especie de pañales espaciales, ya que no podían emplear este sistema de bolsas mientras llevaban puestos sus pesados trajes para caminar sobre la superficie lunar.

Finalmente, el primer retrete espacial se instaló y funcionó con éxito en una nave en la década de 1980.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento