'Balconing'
Intento de fraude de un joven británico que se fracturó la clavícula haciendo 'balconing'. TWITTER

La moda del 'balconing', es decir, los saltos que turistas dan desde los balcones de los hoteles de las Islas Baleares hasta las piscinas del recinto y que se saldan con numerosos heridos y algunos muertos cada año, no cesa. Para los negocios es un problema y más aún si el herido intenta defraudar. Es el caso de un joven británico que sufrió una caída en Magaluf (Mallorca) y pretendió que el hotel pagara sus gastos médicos. Pero la jugada le salió mal.

El Diario de Mallorca relata que el joven se subió a una barandilla con la intención de salta sobre la copa de unos árboles de pequeño tamaño. Evidentemente, su salto no logró su objetivo y cayó al suelo, donde se fracturó una clavícula y varias costillas.

El joven quiso que el hotel corriera con los gastos médicos y adujo que la caída se produjo por un resbalón en la piscina. La dirección del hotel puso los hechos en conocimiento de su aseguradora, que investigó los detalles del suceso. No tardaron en encontrar un vídeo en redes sociales un vídeo en el que se ve lo ocurrido en realidad. La factura médica del joven es de 37.000 euros, que tendrá que asumir él mismo.