Presentación de los presupuestos andaluces
El vicepresidente de la Junta, Juan Marín (i), el consejero de Hacienda, Juan Bravo (c) y el consejero de Presidencia, Elías Bendodo (d), en la presentación de los presupuestos andaluces de 2019. JUNTA DE ANDALUCÍA

Las reacciones al anuncio de Vox el pasado lunes sobre la presentación de una enmienda a la totalidad a los presupuestos andaluces de 2019 no se han hecho esperar. El PP y Cs instan a Vox a que rectifique e, incluso, la formación naranja airea el fantasma de un posible adelanto electoral.

El propio Santiago Abascal pidió este martes que "nadie se alarme" ya que la postura de su formación "es negociable". Aunque criticó que las cuentas les llegaron "corriendo y deprisa", queriendo un "trágala" que su grupo no puede aceptar. Y recordó a Cs que los presupuestos de Andalucía, sin el apoyo de Vox, son "papel mojado".

Los populares, tal y como señaló el consejero de Presidencia y portavoz de la Junta, Elías Bendodo, aceptan "el guante" de la negociación, pero con la condición indispensable de que Vox no presente finalmente la enmienda. "Tienen dos opciones", dijo Bendodo, que pasan por "sentarse nuevamente" con el Ejecutivo "para seguir avanzando en construir un presupuesto de todos o sumar sus votos a los del PSOE y Podemos".

El consejero, además, alabó la trayectoria de Vox estos meses en el Parlamento, donde "ha demostrado sentido común y altura de miras", siendo además "una parte importante del cambio". Por ello, confió en un cambio de postura, advirtiendo a los de Abascal que no pueden "frustrar" las ganas de cambio en la comunidad.

En la misma línea se pronunció el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, que reprochó a Abascal sus palabras por no "conocer" el procedimiento. "Cuando se presenta una enmienda a la totalidad ya no hay nada negociable. Si llega al Parlamento, tendrá que votarse la semana que viene", aseveró. E incidió en que el Ejecutivo "ya se ha sentado a negociar y todo el mundo ha tenido el fin de semana para estudiar" las cuentas. El líder de Cs en Andalucía negó que Vox sea un compañero "molesto" de viaje, ya que "hasta ahora, se ha comportado en el Parlamento de forma razonable". Pero advirtió a la formación que "si quiere votar con PSOE y Adelante Andalucía, tendrá que explicarlo".

El líder de la formación naranja, Albert Rivera, fue más allá y avisó a los de Abascal que la presentación de la enmienda a la totalidad podría forzar un adelanto electoral en la comunidad y hacer que volviera a gobernar el PSOE con Podemos. "Si alguien quiere cargarse el acuerdo en Andalucía, que mire a los ojos a los andaluces que querían cambio y diga 'no quiero cambio'". Y, tras criticar la postura de Vox, Rivera rechazó los "órdagos" y las "pataletas" de la formación de Abascal por la negativa de Cs a negociar con ellos.

Desde la oposición, el PSOE-A, que aún no ha concretado si presentará o no una enmienda a la totalidad, consideró que Vox está haciendo un "paripé" y que finalmente llegarán a un acuerdo para sacar adelante las cuentas. Mientras que el portavoz de Adelante Andalucía, Antonio Maíllo, advirtió que a Vox "le importa un pimiento Andalucía y su presupuesto", ya que solo "juega para negociar los gobiernos de la comunidad y el Ayuntamiento de Madrid".

Este jueves, a las 12.00 horas, finaliza el plazo de presentación de las enmiendas. Según el Reglamento de la Cámara, las enmiendas a la totalidad se votarán, el próximo miércoles 12 de junio, de manera conjunta. Si finalmente Adelante Andalucía, Vox (únicas fuerzas que hasta ahora se han pronunciado) y el PSOE-A (que no ha concretado qué hará) presentaran enmiendas a la totalidad, estas contarían en la votación con 62 votos a favor, por los 47 del PP-A y Cs, por lo que el presupuesto sería devuelto al Consejo de Gobierno.

Violencia de género

Y en plena batalla por la aprobación de los presupuestos, la lucha contra la violencia de género vuelve a tomar protagonismo. El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha asegurado que ningún grupo político con representación en la Cámara está en contra de la lucha contra la violencia de género, y que Vox se refiere a la "eliminación de chiringuitos ideológicos y de la utilización partidista de la violencia de género". En estos casos, afirmó, "nos tiene como aliados".

De la misma manera se ha pronunciado la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz que, sin embargo, rechaza calificar como chiringuito al Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), organismo que Vox ha pedido auditar ya que, según afirman, solo un 2,8% de su presupuesto se destina a ayudas para las mujeres. Además, agregó Ruiz, hay "muchísimas" asociaciones que trabajan "con gran rigurosidad".

Mientras, la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta ha elevado este martes al Consejo de Gobierno el informe sobre el plan de choque para reforzar la atención a las víctimas, que ya había sido anunciado por el consejero del ramo, Juan Marín.

Dicho plan, que supondrá una inversión de 2,9 millones de euros del Pacto de Estado, contempla por un lado la creación de una Unidad de Valoración Integral de Violencia de Género (Uvivg) en cada provincia, lo que permitirá que cada una cuente con dos unidades, excepto Cádiz, que tendrá tres (la nueva, una en la capital y otra en Algeciras). La Junta prevé que los nuevos equipos estén operativos desde mediados de junio y hasta el 31 de diciembre, aunque la medida podría prorrogarse con la dotación del Pacto de Estado para 2020.

Además, se reforzarán los órganos judiciales con competencias en esta materia, con la contratación de 95 interinos, también hasta finales de este año.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.