Libertad provisional para el padre de Nadia, condenado por estafar el dinero reunido para la enfermedad de la niña

El padre de Nadia a su salida de la prisión de Ponent con su abogado (detrás).
El padre de Nadia a su salida de la prisión de Ponent con su abogado (detrás).
ACN
La Audiencia de Lleida ha acordado la libertad provisional de Fernando Blanco, padre de la pequeña Nadia, condenado a 5 años de prisión por quedarse, junto a su mujer, Margarita Garau, dinero de la asociación que crearon para su hija, afectada por una enfermedad rara (tricotiodistrofia ). El hombre ha salido poco antes de las 13.00 h de la cárcel de Ponent.

La Audiencia de Lleida ha acordado este martes la libertad provisional de Fernando Blanco, padre de la pequeña Nadia,condenado a 5 años de prisión por quedarse,junto a su mujer, Margarita Garau, dinero de la asociación que crearon para su hija, afectada por una enfermedad rara (tricotiodistrofia ). El hombre ha salido poco antes de las 13.00 h de la cárcel de Ponent.

Según fuentes judiciales, Blanco ha permanecido en prisión la mitad de la condena que le impuso la Audiencia de Lleida sin que la sentencia sea firme.

Pese a esta medida, no podrá salir del territorio español y deberá acudir a los juzgados los días 1 y 15 de cada mes.

Redactar de nuevo la sentencia

Esta decisión llega después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) informara a la Audiencia de Lleida de la necesidad de volver a redactar la sentencia por no estar de acuerdo con las indemnizaciones a las víctimas que ésta imponía.

Ante esta situación de sentencia no firme, Blanco, que cumple este martes con los dos años y medio de prisión preventiva, podrá abandonar la cárcel de Ponent en la que se encuentra interno desde el día de su detención.

El pasado 31 de mayo, la sala civil y penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña confirmó la sentencia que condenaba a Fernando Blanco y Margarita Garau, padres de la pequeña Nadia, a 5 y a 3 años y medio de prisión por un delito continuado de estafa, pero anuló las indemnizaciones "por falta de concreción".

Los padres de Nadia fueron condenados por la Audiencia de Lleidapor estafar más de 400.000 euros en donativos que recaudaron en campañas solidarias, simulando que se utilizarían para tratar a su hija de una enfermedad rara.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento