Luis Garicano
Luis Garicano, de Ciudadanos. Eduardo Parra - Europa Press

El eurodiputado electo de Ciudadanos Luis Garicano se ha alineado este domingo con el candidato a la alcaldía de Barcelona respaldado por la formación naranja, Manuel Valls, y se ha abierto a votar a Ada Colau como alcaldesa para "evitar un resultado aún peor" en la capital catalana.

En un apunte en su cuenta de Twitter, Garicano ha asegurado que "se puede votar a Colau aunque a uno le parezca malísima alcaldesa" y una "opción mala" si es para evitar "un resultado aún peor" y, "quizás, catastrófico".

A su juicio, algo peor que cuatro años más con Colau como alcaldesa sería "que los independentistas instrumentalicen y destrocen" Barcelona con el candidato de ERC, Ernest Maragall, situado en el consistorio.

Tras los resultados del pasado 26 de mayo, Valls ofreció sus votos a Colau y también al candidato del PSC, Jaume Collboni, para evitar a toda costa un alcalde independentista.

Ciudadanos dispuesto a negociar

El partido liderado por Albert Rivera se desmarcó de la proposición de Valls asegurando que Cs estaría dispuesto "a negociar con condiciones" con Collboni para que la ciudad de Barcelona fuera "una ciudad abierta y constitucionalista".

Eso sí, la formación naranja aseguró que no negociaría con Colau ya que su objetivo es impedir que "haya un alcalde independentista o populista" en la capital catalana.

El partido más votado en las elecciones fue ERC, que consiguió diez concejales, los mismos que Barcelona en Comú, y por detrás quedaron el PSC, con ocho ediles, BCN Canvi-Cs (6), Junts (5) y el PP (2).

Para hacer alcalde a Collboni, habría que sumar los votos de Barcelona en Comú, del PSC y al menos otros tres votos de otro grupo, y lo mismo necesitaría Colau para volver a ocupar el cargo sin contar con los partidos independentistas. Si no se alcanzara ningún acuerdo antes del día 15 de junio, Maragall se convertiría en alcalde automáticamente.

Gobierno de Navarra

Por otro lado, Garicano se ha referido a la formación de gobierno en Navarra y ha acusado al PSOE de buscar "un gobierno hiper Frankenstein en manos de Bildu pese a la clara victoria del centro derecha".

A su juicio, los socialistas están llevando a cabo "una verdadera traición a España" al tratar de pactar con Geroa Bai y con Podemos e Izquierda-Ezkerra en lugar de con Navarra Suma.

Según Garicano, esto "provocará un nuevo conflicto territorial en una nueva región española". "El PSOE, ¿no aprende nunca?", se ha preguntado en la red social Twitter.

En Madrid, sin Carmena

Por su parte, el candidato de Ciudadanos a la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha dicho que "está descartado" que su partido permita la investidura como alcaldesa de la capital de la actual regidora, Manuela Carmena, dado que su objetivo es que "no siga gobernando" y para ello intentarán "formar Gobierno con el PP".

Aguado ha respondido así, en declaraciones a los medios en la sede del partido, a la propuesta realizada este sábado por Carmena, quien invitó a Ciudadanos a apoyar su reelección para impedir que Vox entre al Gobierno municipal.

Sin embargo, Aguado ha dejado claro que "poder desalojar a Carmena y al populismo del Ayuntamiento de Madrid" es algo "fundamental" para Ciudadanos. La ahora alcaldesa en funciones ganó las elecciones municipales del pasado domingo con su nueva plataforma, Más Madrid (19 escaños), pero la suma de los ediles del PP (15), Ciudadanos (11) y Vox (4) alcanzaría la mayoría absoluta.