La dirección de Cs discrepa de Valls y solo se abre a negociar con Collboni para que sea alcalde de Barcelona

Manuel Valls (izquierda) y Albert Rivera durante un acto de Ciudadanos.
Manuel Valls (izquierda) y Albert Rivera durante un acto de Ciudadanos.
EFE
El candidato a la alcaldía de Barcelona por Ciudadanos, Manuel Valls, ha pedido esta mañana que cada uno asuma su responsabilidad “Ada Colau, Jauma Collboni y nosotros. La ciudad lo reclama”. Se ha comprometido a asumir la parte que le toca pero ha insistido en que es el momento en el que “todo el mundo ha de ser generoso”.

Ciudadanos no valora apoyar que Colau siga siendo la alcaldesa de Barcelona. Más allá de la postura de Manuel Valls, dispuesto a negociar con los comunes y con el PSC para que Barcelona "no tenga una alcalde independentista", la dirección de la formación naranja solo se abre a negociar con Jaume Collboni.

"El resultado en Barcelona no nos permite gobernar la ciudad y por tanto estaremos en la oposición", comentan fuentes del partido tras conocer las afirmaciones de Valls. "Si hubiera que impedir que haya un alcalde independensita o populista los concejales de Cs negociarían con un candidato que no sea ni independentista ni populista. A pesar de las diferencias que hay con la candidatura socialista, la opción que reúne esas condiciones es Collboni", sentencian.

La opción, por tanto, del PSC, entra de lleno en escena. "Cs está dispuesto a negociar con condiciones con el señor Collboni para que la ciudad de Barcelona sea una ciudad abierta y constitucionalista", dicen desde las filas de Albert Rivera.

Cabe recordar que este martes, el secretario general de Ciudadanos avisó de que solo negociarían con el PSOE en caso de que el candidato en cuestión "renegase de las políticas de Sánchez" y se mostrase partidario a la aplicación del 155 en Cataluña.

Desde la candidatura de Manuel Valls explican a 20minutos que se remiten a lo explicado por él en la rueda de prensa. "Ha sido muy claro y de ahí no nos vamos a mover". Así, el alcaldable explicó que en política "a veces hay que escoger la opción menos mala", y que por tanto trabajará para que "Barcelona no tenga un alcalde independentista".

De esta forma, deja la pelota en el tejado de Ada Colau que, según los resultados de las elecciones, es quien debe tomar la iniciativa y ponerse en contacto tanto con el propio Valls como con Jaume Collboni. Ese acuerdo a tres podría fructificar, dado que las fuerzas independentistas (ERC y JxCat) están lejos de sumar mayoría.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento