Vox
El presidente de Vox Santiago Abascal (d), la candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio (2d), el candidato de Vox a la Alcaldía de Madrid, Javier Ortega Smith (i), y el diputado Iván Espinosa de los Monteros. EFE

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha pedido este viernes a los suyos acudir masivamente a las urnas el próximo domingo para rematar la "gesta" del 28 de abril y hacer que el partido esté presente en todos los municipios y comunidades, así como en el Parlamento Europeo.

Abascal ha llamado al voto durante el cierre de la campaña electoral celebrado en la madrileña plaza de la Villa de París, justo delante de la sede del Tribunal Supremo, donde se desarrolla el juicio del procés, en el que Vox ejerce como acusación popular.

El ambiente de este viernes en el cierre de las municipales, autonómicas y europeas ha distado mucho de la euforia que se vivió en el acto final de las generales en la plaza de Colón, desechada ahora siguiendo la tónica de una campaña marcada por actos sectoriales y mucho menos multitudinarios.

Aún así, Abascal ha logrado arrancar aplausos al cerca del millar de personas que han acudido a la convocatoria, sobre todo, con sus menciones a los políticos catalanes presos y a la defensa de la soberanía nacional.

Les ha garantizado que, más allá de los resultados, que serán "extraordinarios", tanto los 24 diputados del partido como todos sus representantes defenderán la unidad de España y no permitirán que sea "pisoteada" con "conjuras a la Constitución" como las de los cuatro diputados presos que este viernes han sido suspendidos.

"Y, poro eso, ahora nos toca a todos lo importante: rematar la faena que hicimos el 28 de abril este domingo yendo todos a votar", ha reclamado Abascal, que ha reivindicado la entrada de Vox en el Congreso de los Diputados como una "gesta política casi milagrosa" y conseguida en la "más absoluta desigualdad".

La candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, se ha mostrado convencida de que Vox será "determinante".

Ortega Smith, magdalenas y perroflautas

El candidato de Vox al Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, ha asegurado que tras las elecciones municipales "se le va a acabar el chollo a la de las magdalenas", en referencia a la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, y ha recurrido a una "cuento" sobre un comerciante madrileño que sufre los efectos del top manta, la "absurda jaula" de Madrid Central y las recriminaciones de unos "cuantos perroflautas" que le llaman "facha" y "xenófobo" cuando se queja.

"A partir del 27 de mayo se le acaba el chollo a la de las magdalenas, empezamos a reconstruir Madrid", ha lanzado Ortega Smith para dedicar sus palabras y relatar el "día cualquiera" de los comerciantes y autónomos que se levanta pronto para trabajar y se quedó en la casa que heredó de sus padres, lográndola pagar con esfuerzo y tras pedir un crédito pero que tuvo que pagar esa "abusiva plusvalía".

Según el relato de Ortega Smith, ese comerciante o autónomo ha tenido que ver como "año tras año han metido la mano en su bolsillo" con un IBI "abusivo" y salir de su casa con miedo por si se le va a okupar su vivienda, porque la actual alcaldesa de la ciudad está "aplaudiendo a los delincuentes contra la propiedad privada".

En su discurso y siguiendo con esa historia, el candidato de Vox también ha dicho que esa persona sale con su furgoneta diésel, que se ha comprado porque en su día le dijeron que contaminaba menos y que ahora no puede cambiar porque "no es rico como los de Galapagar para comprarse un coche eléctrico", para dirigirse a su tienda y encontrarse con el colapso y las cámaras persiguiéndole para multarlo en ese "absurda jaula de Madrid Central".

Tras señalar que ese madrileño tipo tiene que ver cómo le "atracaron" con tasas municipales para abrir su comercio, llega y no puede aparcar la furgoneta y cuando llega a la calle de su establecimiento, se encuentra la "fachada pintarrajeada", la "basura por el suelo" y la acera hecha una "porquería" para preguntarse ante esa escena "¿para qué pagamos tantos impuestos?".

Además, cuando abre su local ese comerciante, según Ortega Smith, ve como a diez metros se encuentran diez manteros que venden bolsos y artículos falsificados por esas "mafias chinas" y con unas personas que fueron alentados por organizaciones criminales para salir de sus países de origen y lanzarse a la "aventura dramática del mar" convirtiéndose aquí en "esclavos urbanos".

Prosiguiendo esa historia, el aspirante a la Alcaldía ha fabulado que ese autónomo o comerciante se pregunta "por qué los que cumplen son los últimos para el Ayuntamiento" y es en ese momento cuando aparecen "unos cuantos perroflautas que le dicen que es un facha, un xenófobo y un inhumano".

Luego ha proseguido su cuento haciendo alusión a que de camino a casa se encuentra con una carpa de Vox que le dicen que se sume para acabar con esto pero se encuentra un "autobús azul", en referencia al PP, que le insta a no hacer caso para blandir su experiencia en gestión mientras que otro "naranja", en alusión a Ciudadanos, le dice que "están de acuerdo con él de momento".

Así, su discurso ha terminado ficcionando una conversación con la mujer del protagonista que los "azules" se han aprovechado del dinero público y de los "naranja" no se puede fiar porque en 2015 llegaron a un acuerdo de investidura con el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que dicen una cosa distinta en Galicia o Barcelona.

Por tanto, Ortega Smith ha apelado finalmente al electorado a que vote con "cabeza y corazón" frente a la izquierda "dogmática", que "no cree en la libertad, no cree en el comercio" y es "inútil" en la gestión", por lo que anima a los madrileños a que sean "valiente y voten" por Vox, porque en Andalucía ha demostrado que cumple su palabra ante los que "les tiemblas las piernas y tienen miedo a que le llaman facha".

El candidato de Vox ha dicho que PP y Cs les han "copiado" el programa y tras los comicios van a recordales que hace falta su apoyo para acabar con la plusvalía, bajar el IBI al mínimo legal, proteger al comercio frente a manteros o acabar con la okupación ilegal o los chiringuitos de la izquierda.