Danny Baker
Danny Baker, que trabajaba en un programa de la radio de la BBC, despedido por un comentario racista en redes sociales sobre el hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry. BBC

La BBC ha despedido al locutor Danny Baker por su "estúpida broma" sobre el primer hijo de los duques de Sussex.

A través de un tuit, que se ha eliminado, pero que continúa circulando por redes sociales, Baker puso una foto de un matrimonio que cogía de la mano a un chimpancé. A su lado podía leerse: "Royal Baby sale del hospital".

El presentador, de 61 años, ha sido acusado de burlarse de la herencia racial de Meghan Markle, algo que la BBC ha calificado como "un grave error de juicio".

La cadena pública agregó que el tweet de Baker "va en contra de los valores que nosotros, como canal, representamos. Danny es un periodista brillante, pero ya no presentará un programa semanal con nosotros".

Después de tuitear una disculpa, en la que calificó su comentario como "estúpida broma", Baker habló sobre la decisión de la BBC: "La llamada para despedirme ha sido una clase magistral de falsa pomposidad".

"No entiendo todo esto, pero lo acato. Estoy molesto por acusarme de un tipo de racismo grotesco cuando no lo soy. Estúpido... ¿pero racista? No, no soy consciente de lo delicadas que son las imágenes".

En un siguiente tweet, agregó: "Habría usado la misma imagen estúpida para cualquier otra persona de la realeza o Boris Johnson o incluso uno de los míos. Es una imagen divertida. (Aunque no en este contexto, por supuesto). Gran error, grotesco".

La tercera vez que deja la BBC

El polémico presentador  ya había sido despedido del canal 5 y es la tercera vez que abandona la BBC. En 1997, fue despedido por animar a los fanáticos del fútbol a hacer que la vida de un árbitro fuera un infierno después de que este hubiera dado su visto bueno a un penalti en la eliminatoria de la Copa FA.

Más tarde afirmó que nunca había incitado a los aficionados a atacar al árbitro, solo que habría entendido que lo hubieran hecho.

En 2012, dos semanas antes de ser incluido en el Salón de la Fama de la Radio, regresó a las noticias después de una controversia en la que llamó en directo "comadrejas" a sus jefes de la BBC.

Baker participó en 2016 en Soy una celebridad ... Sácame de aquí, pero fue la primera persona la que el público votó para que se marchase del programa.