El túnel de la risa, como se conoce de forma castiza a la conexión subterránea entre Atocha y Chamartín por Recoletos, cerrará a partir del próximo 1 de junio hasta noviembre. Adif ejecutará durante esos seis meses unas obras de mantenimiento que afectarán directamente al servicio de cinco líneas (C1, C2, C7, C8 y C10) y repercutirá en toda la red, como ha informado hoy el administrador.

El corte, previsto desde hacía un año, obligará a poner en marcha un plan alternativo de transporte para facilitar la movilidad de los viajeros que surcan estos siete kilómetros de túnel. El principal servicio será a cargo de la EMT, que fletará una conexión de autobús gratuita para usuarios de Renfe entre las estaciones de Atocha y Nuevos Ministerios que hará parada en Recoletos en ambos sentidos. El intervalo será de tres minutos en hora punta y cinco el resto del día.

Este túnel es, cabe recordarlo, el más transitado del mapa de Cercanías de todo el país. Acoge 470 circulaciones y más de 200.000 pasajeros diarios, incluidos los de trenes de media y larga distancia y los que se desplazan en el que hace las veces de lanzadera al aeropuerto.

El de Recoletos no será el único trastorno del verano en Cercanías. Desde el 1 de julio al 31 de agosto se verán afectadas las líneas C1 y C10 por obras en la estación de Méndez Álvaro, extendiendo el corte entre Atocha y Delicias. En este tramo se establecerán igualmente varios servicios de autobuses sustitutivos.

"Imprescindible" para reducir las averías

Las obras en el subsuselo del eje de la Castellana servirán para sustituir la vía y la catenaria por otras "de mayores prestaciones", una tarea "imprescindible", según Adif, en unas infraestructuras construidas hace medio siglo. A esa inversión de 35 millones de euros habrá que sumar otros 11,8 para modernizar la señalización (que se mantiene desde los 80), en virtud de un contrato que aún no ha sido adjudicado.

"Gracias a estas actuaciones, el confort de los trenes será similar al del túnel de Sol", ha explicado el administrador en una nota. Según Adif, el objetivo último es mejorar la fiabilidad, "reduciendo notablemente la posibilidad de que se produzcan incidencias". No es la primera vez que se corta esta galería. En 2016, permaneció cerrada durante todo el verano para cambiar la ventilación y la marquesina. También, Fomento la clausuró durante varias semanas en 2012 tras unas filtraciones.

En los últimos años, según reconoce el administrador, se ha registrado "un incremento" de las averías que han provocado "grandes retrasos". Según sus propias cifras, entre 2014 y 2018 se notificaron 225 incidencias en estas instalaciones, lo que afectó a 28 convoyes de media y provocó 316 minutos de demora por suceso en toda la red, o sea, más de cinco horas.

La alternativa extra de la vía de contorno

Además de las mencionadas alternativas en el centro de la capital a cargo de la EMT, Renfe desplegará varios refuerzos en la red, incluido el túnel de Sol. Sin embargo, el más novedoso tendrá lugar en el vertebrador Corredor del Henares con la puesta en marcha de un servicio de trenes entre Guadalajara y Chamartín por la vía de contorno de O'Donnell. Este bypass es el que utilizan los Civis y la ampliación de su uso ha sido una cuestión habitual de debate en el diseño ferroviario. Conectará el intercambiador con Fuente de la MoraSan Fernando, Torrejón de Ardoz, Alcalá de Henares, Alcalá Universidad, Meco, Azuqueca y la capital arriacense.

Estos trenes contarán con una frecuencia de 15 minutos en hora punta y de 30 minutos el resto del día, según la información suministrada por Adif. Además, para la C2 y C7 dirección Atocha, la frecuencia será de 20 minutos desde Guadalajara y de 10 minutos desde Alcalá.

No habrá variaciones en el paso de los trenes del Pasillo Verde, que tendrán como cabeceras de línea Atocha y Chamartín, la misma, esta última, que para la C-8 de Cercedilla y para la C-1 del aeropuerto. Además, los media distancia a Salamanca, Burgos-Vitoria/Irún y Valladolid-Palencia/León se desviarán a Príncipe Pío.

Consulta aquí más noticias de Madrid.