La jueza rechaza el careo entre el dueño de la finca de Totalán y el padre de Julen por no ser "pertinente ni necesario"

David Serrano, dueño de la finca donde cayó Julen.
David Serrano, dueño de la finca donde cayó Julen.
ÁLEX ZEA/EUROPA PRESS

La titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, encargada de investigar las circunstancias en las que murió Julen por caer en un pozo ilegal de 70 metros de profundidad, ha rechazado el careo que el dueño del terreno donde se encuentra la prospección (en Totalán, Málaga) había solicitado con el padre del pequeño.

Según en el auto al que ha tenido acceso Efe, esta prueba "no es pertinente ni necesaria", tal y como indica la magistrada en el auto. La defensa de David Serrano, el propietario del terreno y único investigado en el caso —acusado de un delito de homicidio por imprudencia— solicitó el pasado 24 de abril esta prueba para esclarecer si el progenitor del pequeño, José Roselló, sabía que en el lugar había tres prospeccionestal y como mantiene Serrano y como desmienten los padres—.

Estas contradicciones a las que alude la defensa son "diferencias frecuentes y habituales" para la jueza y por ello no considera necesario practicar un careo.

El periódico local Diario Sur recoge que la magistrada asevera que mantener que estas diferencias en los testimonios justifican la práctica de un careo "no puede ser adminito para practicar esta prueba".

El despacho de abogados de David Serrano, Lawbird Legal Services, pidieron también un careo entre el hombre que hizo el pozo y su ayudante, otra prueba que la jueza también ha denegado.

En su auto, la magistrada recuerda que Serrano dijo que había retirado los bloques de hormigón con los que el pocero y su ayudante explicaron que había tapado el agujero. Tras ello, según su versión, volvió a colocarlos el 13 de enero, día en el que Julen cayó en el pozo y murió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento