Ángel Garrido y Pablo Casado no se saludan durante los actos por el Día de la Comunidad de Madrid

El presidente del PP, Pablo Casado, saluda al arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, en presencia del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, durante los actos conmemorativos de la festividad del Dos de Mayo, Día de la Comunidad de Madrid.
El presidente del PP, Pablo Casado, saluda al arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, en presencia del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, durante los actos conmemorativos de la festividad del Dos de Mayo, Día de la Comunidad de Madrid.
EFE
La celebración del Dos de Mayo de Madrid ha vuelto a reunir a los principales rostros políticos de la Comunidad, incluyendo a la alcaldesa, Manuela Carmena, y al expresidente, Ángel Garrido, quien ha vivido un tenso momento con la llegada del líder del Partido Popular, Pablo Casado.

El expresidente popular de la Comunidad de Madrid y ahora número 13 de la lista de Ciudadanos, Ángel Garrido, ha coincidido este jueves, Día de la Comunidad de Madrid, con su exlíder Pablo Casado, durante los actos conmemorativos que se han llevado a cabo en la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol, y ambos han evitado saludarse frente a las cámaras, antes del comienzo del acto de entrega de las Medallas de Oro del 2 de Mayo.

El primero en ocupar su asiento en la primera fila ha sido Garrido, que se ha sentado junto a la también expresidenta madrileña Esperanza Aguirre. Poco después ha llegado Casado, que tenía asignado su asiento en la misma fila que Garrido. El líder del PP se ha acercado a saludar a la alcaldesa Manuela Carmena y al arzobispo Carlos Orozco, que se encontraban entre ambos, pero antes de llegar a Garrido ha detenido los saludos y ha vuelto a su silla.

Casado ha sido de los últimos en entrar en la Puerta del Sol, donde ha llegado acompañado de la candidata de su formación a la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso. Ha charlado un rato, mientras esperaba a atender a los medios, con el candidato del PP al Ayuntamiento, José Luis Martínez Almeida; y su número dos en la lista, Andrea Levy.

En ese momento, la 'foto' ha sido la de Casado hablando con su equipo y al lado, a apenas un metro, los candidatos de Vox a la Comunidad y al Ayuntamiento de la capital, Rocío Monasterio y Javier Ortega Smith, respectivamente, también con su gente. Ninguno de los dos han hecho por dirigirse la palabra.

Garrido contesta a los que le llaman "traido"

En declaraciones de los periodistas, el ahora candidato de la formación naranja ha reprochado la "pérdida de respeto" que en su opinión ha tenido el PP al llamarle "traidor", una calificaciones que en su opinión no les va a ayudar a recuperar el voto.

Sobre el reciente cambio de estrategia de Casado tras los resultados del 28-A, Garrido ha dicho que "no hay un giro, es una operación cosmética que nadie se va a creer", ha considerado. "Yo sí que he estado siempre en el centro político y ahora algunos ven que tenía razón que era el espacio que tendría que haber seguido el PP", ha recalcado.

Sobre su incorporación a Ciudadanos, Garrido ha asegurado que está viviendo el cambio "muy bien" porque se siente "muy cómodo" en la formación dirigida por Albert Rivera.

Casado asegura que él será jefe de la oposición

Por su parte, el líder del PP ha insistido en que él (y no Rivera) es el líder de la oposición porque así "lo dicen las cifras". Casado ha sostenido que "la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid cuando más han progresado ha sido con el PP" y ha apostado por "ser el dique de contención contra la izquierda y la extrema izquierda".

Sobre el cambio de partido de Garrido, Casado ha criticado el "tranfuguismo" en "plena campaña" porque cree que "nunca ha sido algo que respetara la sociedad española y los medios de comunicación". Al valorar los resultados del 28-A, ha reconocido que fueron "muy malos" aunque ha apuntado que en el PP "llevamos perdiendo apoyos electorales desde los últimos ocho años", cuando al frente del partido estaba Mariano Rajoy.

Casado ha vuelto a dirigirse a Vox, un partido que en su oponión "parece que está contento con que gobierne Sánchez", a quien, por otro lado, le ha recomendado "hacer reformas económicas para bajar el déficti y los impuestos y recuperar la legalidad y la Constitución en Cataluña".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento