Elena Tablada y David Bisbal
Fotografía de archivo de David Bisbal y Elena Tablada. Jesús Carvajal / EFE

Menos de un mes después de que David Bisbal y Elena Tablada se vieran cara a cara en los juzgados madrileños, el pasado 9 de abril, el juez ya ha dictado su veredicto y, aunque en un principio pueda parecer favorable a la diseñadora, lo cierto es que lo que busca el magistrado es que prevalezca la intimidad de la hija que tienen en común, Ella.

En una exclusiva de la revista ¡Hola!, la decisión salomónica del juez da la razón a ambas partes y, sin embargo, a ninguno podría acabar por convencer, dado que se trata de una resolución que no apoya al cien por cien a ninguno de los dos querellantes.

En el auto, el juez dictamina que ni la diseñadora ni el cantante, que acaba de ser padre con Rosanna Zanetti, tendrá que pagar las costas del juicio, primeramente, y, además, en contra de lo que pedía Bisbal, que Elena Tablada no tendrá por qué borrar las fotografías que hasta ahora hubiese publicado de Ella.

Eso sí, el magistrado ha ordenado que, a partir de ahora, ambos tendrán que limitar el número de publicaciones en las que salga la joven y, en el caso de que lo hagan, esto se hará de acuerdo a algunas condiciones.

Estas son, por un lado, que no se le podrá ver el rostro a Ella; que por lo tanto se deberá proteger su intimidad como menor de edad; y que, por último, de ninguna manera estas publicaciones pueden relacionarse con ningún tipo de producto o marca.

Un enfrentamiento público

Todo comenzó el pasado 12 de febrero, cuando el cantante interpuso una demanda contra su expareja exigiendo que dejase de publicar cualquier fotografía de Ella, de 9 años, y que eliminase las que hasta ahora la socialité hubiese subido a las redes.

El almeriense no solo buscaba el cese de la exposición mediática de su hija, cuyo rostro era por tanto de dominio público, sino que no pudiese usar dichas fotografías con fines publicitarios.

Estas medidas de protección del menor que reclamaba el artista fueron contestadas por Tablada y su actual marido, Javier Ungría. "Yo no hago nada que no haría cualquier madre orgullosa de su hija. Siempre protegiéndola, cuidándola y haciéndola feliz", aseguró la diseñadora.

Ambos, tanto Tablada como Ungría, afirmaron que ambos, así como sus allegados, continuamente velaban por la seguridad e intimidad de Ella, y que Elena Tablada estaba más que dolida por esta situación.

En los Premios Cadena Dial, cuando fue preguntado al respecto, Bisbal no tuvo reparos en hacer unas declaraciones públicas, por si ya había poca tensión para la pequeña.

"Me gustaría aclarar una cosa muy importante. Cuando la madre de mi hija va a una televisión a hablar de este tipo de cosas, que no deberían hablarse, porque son cosas de menores, es porque previamente yo he tratado de convencerla para que proteja la intimidad de su hija, que no lo ha hecho nunca. Que no hable de ella, que no la asocie a marcas... punto", comentó el cantante.

Poco después, Tablada volvió a responder: "Lo bueno es que Ella sabe quién la ha cuidado, quién la ha criado y quién la ha protegido. Eso es lo bueno y lo único importante".