Simpatizantes socialistas celebran el resultado del PSOE en las elecciones generales
Simpatizantes socialistas celebran el resultado del PSOE en las elecciones generales EFE

La Comunidad de Madrid volvió ayer a teñirse de rojo tras unas elecciones generales. Lo hizo después de 33 años de dominio absoluto del Partido Popular, la formación que había convertido la región en uno de sus bastiones principales. Con un 99,9% del voto escrutado, el PSOE obtuvo ayer 11 diputados y 27,3% de los votos (en junio de 2016 sacó siete escaños con el 19,57% de los sufragios). La participación fue alta, del 79,74% del censo, casi nueve puntos más que en 2016 (70,81%). En términos absolutos, los socialistas lograron 1.024.164 votos, 345.800 más que en las elecciones anteriores.

Este es el mejor resultado del partido socialista desde las elecciones generales del 22 de junio de 1986. Ese día el PSOE de Felipe González cosechó su última victoria en Madrid consiguiendo 15 de los 33 diputados en juego gracias al 40,8% de los sufragios.

Los resultados colocan de esta forma al partido de Pedro Sánchez con tres escaños más por la circunscripción de Madrid que Ciudadanos, el segundo partido más votado con 8 escaños gracias a un porcentaje de voto del 20,9%. La formación que encabeza Albert Rivera aprovecha así la caída del PP y mejora sus resultados respecto al 26-J: en los pasados comicios, Cs sumó 6 diputados, lo que situó al partido como cuarta fuerza más votada.

El gran derrotado de la jornada dominical fue el Partido Popular. El liderazgo de Pablo Casado queda en cuestión después de obtener solamente 7 diputados (18,6% de los votos), menos de la mitad que los logrados por el PP hace tres años (15 diputados con el 38,25% de los votos). De esta forma, se quedan fuera del Congreso nombres como los de María del Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco, concejal del PP asesinado por ETA en 1997, o Javier Fernández-Lasquetty, exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid (2010-2014).

La debacle de los populares tuvo, además de Cs, otro beneficiado: el partido de ultraderecha Vox. La formación que dirige Santiago Abascal se colocó como quinta fuerza con cinco escaños con el 13,9% de los sufragios. Por delante de este partido, se situó Podemos. La coalición de Pablo Iglesias y Alberto Garzón sufrió una caída, de 8 a 6 escaños (16,2% de los votos), respecto a 2016 que le hizo retroceder de la segunda a la cuarta posición.

La fuerza de los socialistas

El PSOE fue la fuerza con más apoyos en los grandes municipios de la Comunidad (más de 100.000 habitantes) como Móstoles, Alcalá, Fuenlabrada, Leganés o Getafe. En la capital, la formación socialista acaparó también el mayor número de sufragios por delante de PP, Cs, Podemos y Vox, por este orden. Además, obtuvo más votos en 14 de los 21 distritos de la ciudad, mientras que el PP ganó en cinco (Chamartín, Chamberí, Moncloa, Retiro y Salamanca) y Ciudadanos en dos (Barajas y Hortaleza).

A continuación, la representación gráfica de los resultados electorales del 28-A:

Resultados por provincias

A Coruña Álava Albacete
Alicante Almería Asturias
Ávila Badajoz Baleares
Barcelona Burgos Cáceres
Cádiz Cantabria Castellón
Ceuta C.Real Córdoba
Vizcaya Cuenca Gipuzkoa
Girona Granada Guadalajara
Huelva Huesca Jaén
León Lleida Lugo
Madrid Málaga Melilla
Murcia Navarra Ourense
Palencia Palmas Pontevedra
Rioja Salamanca S.C.Tenerife
Segovia Sevilla Soria
Tarragona Teruel Toledo
Valencia Valladolid Zamora
Zaragoza

Consulta aquí más noticias de Madrid.