El expresidente de Nissan Motor Carlos Ghosn abandona el centro de reclusión tras quedar en libertad bajo fianza.
El expresidente de Nissan Motor Carlos Ghosn abandona el centro de reclusión tras quedar en libertad bajo fianza. EFE / Jiji Press

Un tribunal de Tokio, en Japón, ha aceptado este jueves poner en libertad bajo fianza al expresidente de Renault y Nissan Motor Carlos Ghosn por los nuevos cargos que le fueron imputados, después de que el tribunal japonés que lleva su caso rechazara un recurso de la Fiscalía que intentaba impedirlo.

Ghosn, con traje oscuro, camisa blanca y sin corbata, ha abandonado el centro de reclusión en el que estaba desde el pasado 4 de abril hacia las 22.20 hora local (13.20 GMT), acompañado de un representante de su equipo legal. El también expresidente de Renault y de Mitsubishi, controlada por Nissan, ha subido a una camioneta negra y partió con rumbo desconocido, frente a decenas de periodistas que estaban esperando desde horas ante la puerta del centro de reclusión de Tokio.

Ésta es la segunda vez que Ghosn queda en libertad bajo fianza después de que fuera detenido por primera vez el pasado 19 de noviembre. A raíz de esa primera detención, la Fiscalía le acusó de tres cargos, dos de ellos por ocultar supuestamente a las autoridades parte de las compensaciones económicas pactadas con Nissan y la tercera por el presunto uso de fondos de la compañía para cubrir pérdidas financieras personales.

Quedó libre el 6 de marzo pasado, pero el 4 de abril fue arrestado de nuevo por supuesto abuso agravado de la confianza depositada por la empresa en él a causa del supuesto desvío de fondos de Nissan para cubrir gastos personales por medio de un distribuidor de Omán. Ghosn y su defensa legal han rechazado todos los cargos.

El expresidente de Nissan, que también fue presidente de Renault, afirma que estas acusaciones forman parte de un complot supuestamente fraguado por directivos de la firma automovilística japonesa para frustrar una fusión entre Nissan y Renault.

Sin poder hablar con su esposa

Las nuevas condiciones fijadas por el tribunal para su libertad bajo fianza incluyen la imposibilidad de que contacte a su esposa, Carole, a no ser que indique al juez la hora y el lugar donde pretende hacerlo.

Carole Ghosn ha sido citada por medios nipones como una de las personas que pudo beneficiarse de determinadas operaciones financieras irregulares que le atribuye a Ghosn la fiscalía de Tokio. Carlos Ghosn ha quedado en libertad después de que sus abogados abonaran la fianza requerida, 500 millones de yenes (4 millones de euros o 4,46 millones de dólares), la mitad de lo que había pedido el tribunal la anterior ocasión.