Luis Arturo Carlos
Kate Middleton, a la salida del hospital con su tercer hijo, Luis Arturo Carlos, en brazos. GTRES

Justo antes de la medianoche, los fanáticos de la casa real británica soltaron un suspiro de alivio al ver que finalmente se publicaba una foto de Luis, el tercer hijo de Kate Middleton y el príncipe Guillemo, coincidiendo con su primer cumpleaños.

Quinto en lína de sucesión al trono, Luis siempre ha estado alejado de los focos hasta el punto de que le han puesto el apodo del 'príncipe invisible' o 'el príncipe fantasma'. 

El pequeño no estuvo presente en la boda de su tío Harry con Meghan Markle (en aquella época solo tenía un mes), tampoco estuvo en los festejos del Trooping the Colour en honor a la reina Isabel II, ni en la boda de Eugenia de York y mucho menos en las misas de Navidad o Pascua que se han celebrado este último año.

Todavía más grave: su majestad no estuvo en su bautismo por un compromiso previo. En cambio, la bisabuela Isabel sí que acudió a los de los hermanos de Luis e, incluso, fue la invitada de honor.

Todo esto unido ha provocado que en las redes sociales se haga todo tipo de preguntas y cábalas: ¿Por qué el pequeño príncipe lleva una vida tan retraída? El principal "sospechoso" es su hermano Jorge, de 5 años, al que acusan de "esconder" a su hermano Luis para evitar compartir la escena. 

Pero... aquí tenemos a Luis en tres retratos, realizados hace un mes por mamá Kate y que se han compartido en la cuenta de Twitter del palacio de Kesington. "Las expresiones son las de un Middleton", dicen los expertos, con el debido respeto a su padre Guillermo. Y en unos días, el próximo 2 de mayo, le toca cumplir años a su hermana Charlotte, de casi 4 años.