28A.- Sánchez, Casado y Abascal visitan Asturias en la campaña, mientras Rivera
De derecha a izquierda, Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal. EUROPA PRESS

Es probable que la Junta Electoral Central nunca haya tenido tanto protagonismo. El órgano tiene como objetivo "garantizar la transparencia del proceso electoral", y desde hace unas semanas está en el centro del debate. Nunca mejor dicho. La decisión de prohibir el debate a cinco de Atresmedia es solo una más de una cadena que se ha venido dando. ¿Cuáles han sido las decisiones de la JEC?

Los 'decretazos' de Sánchez

A principios de marzo, el PP decidió plantear una estrategia para tumbar los 'viernes sociales' del Gobierno de Pedro Sánchez. Antes de que salieran adelante en la Diputación Permanente del Congreso, Pablo Casado mostró su intención de acudir a la Junta Electoral Central.

El organismo no tomó ninguna decisión al respecto, pero aseguró que vigilaría la comunicación de esas medidas en los Consejos de Ministros. Los populares condieraron que las decisiones del Ejecutivo eran peligrosas, puesto que se estaba incrementando el gasto con unos Presupuestos prorrogádos de la época de Rajoy, dado que Sánchez no pudo aprobar los suyos.

La guerra de los lazos amarillos

La Junta Electoral también se ha visto envuelta en un bucle con la Generalitat por los lazos amarillos. PP y Cs denunciaron la presencia de estos símbolos en los edificios públicos y el órgano dio 24 horas a Quim Torra para retirarlos. El presidente hizo caso omiso y entró en un intercambio de misivas con la JEC.

La situación se alargó, y la Junta decidió dar otras 24 horas -previa orden a los Mossos para retirar los lazos-, y advirtió a Torra de que podía entrar en responsabilidades penales. Finalmente, el Govern cambió los lazos amarillos por los mismos de otros colores u otro tipo de símbolos.

El cartel de Cs contra el presidente

En este caso, Ciudadanos tuvo que retirar un cartel en Avenida de América, en Madrid, que decía 'Pedro, nosotros vamos a cambiar España', ironizando con la historia del colchón de Moncloa que el presidente cuenta en su libro. Fue el PSOE quien denunció la lona, y la JEC le dió la razón.

Cs, que ahora ha desplegado otro macrocartel en la calle Goya, afeó en su momento al presidente del Gobierno que denunciara este tipo de mensajes y no se sumara al rechazo por los lazos amarillos en las instituciones catalanas.

TV3, contra el pluralismo

A finales de marzo, la Junta Electoral Provincial de Barcelona prohibió a TV3 y Catalunya Radio utilizar los términos "presos políticos", "exilio" y "juicio a la represión" para referirse a los líderes independentistas. ¿El motivo? Ser expresiones "contrarias al pluralismo político y a la neutralidad".

Si esto se dio a nivel provincial, la Junta Electoral Central también puso el foco sobre los medios públicos catalanes por ir contra el "pluralismo" a la hora de informar sobre la manifestación independentista que se celebró en Madrid.

La proyección de los papeles de Bárcenas

Hace pocas semanas, la Junta Electoral Provincial de Madrid abrió un expediente sancionador contra el Ayuntamiento de Madrid y Podemos por la proyección de unas imágenes con los conocidos como papeles de Bárcenas en la fachada de la Casa de la Panadería, en la Plaza Mayor, una acción enmarcada en una campaña de la formación morada bajo el lema 'Que no vuelvan'.

Esto llegó tras una denuncia del PP contra el Ayuntamiento por ceder el uso del espacio público. De nuevo, sobre Podemos se puso el foco por ir contra el principio de neutralidad, que debe ser respetado tal como se pide en la LOREG.

El debate de Atresmedia

El presidente Pedro Sánchez aceptó participar en un debate con los candidatos del PP, Cs y Unidas Podemos en RTVE el 22 de abril y en otro con el mismo formato el día 23 en Atresmedia, aunque lo consideró una "anomalía" y un "error impropio de una democracia establecida". Sánchez, que señaló que así el PSOE "no podrá ser acusado nunca de impedir la celebración del debate", resolvió de esta manera el conflicto generado en torno a los debates electorales, en el que el PP, Cs y Unidas Podemos apostaban por debatir el día 23 en Atresmedia y el PSOE por hacerlo en RTVE el mismo día.

Una situación a la que se llegó después de que la Junta Electoral Central (JEC) no permitiera el debate a cinco con Vox que todos ellos habían aceptado celebrar el 23 en Atresmedia.

Según el PSOE, Sánchez había pedido a su Comité Electoral que reconsiderase su posición y aceptase los dos debates, "ante la posibilidad real de que no hubiera ninguno".