Un manifestante británico a favor de mantenerse en la Unión Europea
Un manifestante británico a favor de mantenerse en la Unión Europea. EFE

31 de octubre. Esa es la nueva fecha clave para el brexit. La salida del Reino Unido de la UE se ha convertido en el cuento de nunca acabar. Precisamente este viernes 12 de abril expiraba el plazo dado por los 27 para que la Cámara de los Comunes aprobase el pacto entre Londres y Bruselas. No fue así, y ahora con un nuevo aplazamiento se ha evitado un abandono a las bravas.

Es una prórroga flexible, pero que obliga al Reino Unido a presentarse a las elecciones europeas del 26 de mayo, algo que los británicos rechazan. Esta idea se acerca más a la propuesta por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que quería un aplazamiento largo, y tiene dos peticiones de grandes potencias: que si el Gobierno tory consigue el respaldo interno del acuerdo, abandonen el barco el 22 de mayo (como pedía Alemania) y que Reino Unido se quede fuera de la próxima Comisión Europea (algo que solicitó Francia).

¿Cómo se ha llegado hasta aquí?

Cuáles son las causas del brexit?

  • La economía: los británicos ya no desean tener que cargar con lo que consideran el manejo irresponsable de los demás. Los promotores creen que al final, los europeos necesitan un centro financiero fuerte en Londres, y por esta razón no lo bloquearán. Esta posición independiente podría favorecer a la economía interna del Reino Unido.
  • La UE como gigante político: entre los británicos existe una creciente desconfianza hacia las organizaciones multinacionales financieras, comerciales, y de defensa que fueron creadas después de la Segunda Guerra Mundial. Muchos de los que se oponen a la UE creen que estas instituciones ya no tienen un propósito más allá de dominar a los Estados miembros.
  • Una ciudadanía que revive: cabe recordar que Cameron, el precursor del referéndum, mantuvo en todo momento una postura de permanencia en la UE y salvo el UKIP, los políticos británicos no parecían orientados hacia el abandono. El voto demostró que el poder de decisión no está en el parlamento, sino en la ciudadanía.

Los actores clave

David Cameron, ex primer ministro (11/5/2010 - 13/7/2016)
Líder del partido conservador que convocó el referéndum de salida de la UE. Fijó la fecha de la consulta para el 23 de junio de 2016 y la victoria del sí a la salida precipitó su dimisión al día siguiente, certificándola un mes después.

Theresa May, primera ministra (13/7/2016 - actualidad)
El relevo de Cameron y, aunque es contraria a que Reino Unido abandone la UE, se mantiene firme en cumplir "con el mandato de la ciudadanía". En los comicios generales del 8 de junio de 2017 perdió la mayoría absoluta.

Nigel Farage, líder del UKIP (5/11/2010 - 4/7/2016)
La principal voz antieuropea en la campaña por el brexit. El UKIP, como fuerza eurófoba, defendió abandonar la Unión, aunque después reconoció afirmaciones incorrectas en campaña. En diciembre de 2018 abandonó el partido. Más tarde creó el Partido del Brexit.

Jeremy Corbyn, líder laborista (12/9/ 2015 - actualidad)
Líder de la oposición en Reino Unido y abanderado del 'no' al brexit. Aboga por un segundo referéndum, pero en su formación política no existe una postura única a favor de la permanencia.

Michel Barnier, negociador de la UE (27/7/2016 - actualidad)
Fue designado por la UE para llevar las negociaciones sobre el brexit con el Reino Unido. Pactó un acuerdo con May que no ha sido respaldado por el Parlamento británico.

Jean Claude Juncker (1/11/2014 - actualidad)
Es el presidente de la Comisión Europea. Ha mantenido innumerables contactos con Theresa May para encontrar una salida pactada. Es la principal voz en el llamamiento a "la unidad" en el seno de la UE.

Donald Tusk (1/12/2014 - actualidad)
Es el presidente del Consejo Europeo, que reúne a los jefes de Estado de los países miembros. En una situación de bloqueo como la actual, su papel es importante porque apela a una prórroga "larga" para que Reino Unido pueda evitar un llamado brexit duro.

Emmanuel Macron (14/5/2017 - actualidad)
El presidente francés es una de las principales voces en defensa de la UE, y al mismo tiempo el líder más duro con el Reino Unido. Considera que la Unión "no puede ser rehén" del bloqueo político provocado por la falta de consenso de la clase política británica.

Artículo 50

La petición de salida de los británicos del contexto comunitario ha supuesto un hito: es la primera vez en la historia de la Unión Europa que un Estado miembro se acoge al artículo 50 de los Tratados. Desde David Cameron, que convocó el referéndum hasta una Theresa May que ha situado a Reino Unido en un punto de no retorno. Y entre ellos, la Cámara de los Comunes, empeñada en perpetuar el bloqueo. Solo la benevolencia de la UE, a veces muy condescendiente, mantiene alejados a los británicos del abismo.

Noticias relacionadas: