El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha llamado este martes a la movilización del electorado para que el 28 de abril se confirme la victoria del PSOE que apuntan las encuestas durante la presentación del lema campaña, "Haz que pase". "Pido un esfuerzo extraordinario el 28 de abril, que la abstención no nos robe el futuro", ha dicho.

La primera posición para el PSOE que apuntan todas las encuestas puede tener una cara negativa, que los votantes socialistas se queden en casa el 28 de abril porque den la victoria por segura. Así ocurrió en las pasadas elecciones andaluzas, donde 400.000 votos del PSOE se fueron a la abstención. Contra esta idea, Sánchez ha insistido este martes en la idea de que "un voto puede decirlo todo" para apelar a los votantes a que vayan a votar, y lo hagan por el Partido Socialista.

Sánchez ha presentado la campaña electoral del PSOE en un acto en el Winky Center, el antiguo Palacio de los Deportes donde, ante sus ministros y otros candidatos electorales, ha pedido otra legislatura y también "estabilidad". "Ahora es el momento, es el principio de un nuevo tiempo, España necesita 4 años de estabilidad para abordar las transformaciones del futuro".

"Sólo hay una manera de que pase, de que España se abra paso, a través del voto y de una gran movilización el 28 de abril", ha dicho Sánchez, que ha advertido de que "las urnas llenas significarán ilusión, futuro y esperanza; vacías, serán involución y crispación".

Evolución frente a involución

El llamamiento a las urnas es la segunda fase de una precampaña que empezó hace unas semanas con el lanzamiento del lema "La España que quieres" en la que el PSOE empleó un tono positivo para exponer su modelo de país "inclusivo, solidario, moderno integrador y europeista", frente a la "involución" que representan las "tres derechas" del PP, Ciudadanos y Vox.

De cara a la campaña electoral que empezará oficialmente el 12 de abril y hasta las elecciones del 28, el PSOE con Sánchez a la cabeza harán un llamamiento para que la gente vaya a votar, entendiendo que una gran participación les beneficiará. "Toda elección conlleva una decisión, si queremos futuro o pasado, progreso o evolución", ha dicho el presidente, que ha recordado que "en solo unas semanas los españoles elegiremos y tenemos que elegir futuro".

Para ilustrar qué significa el futuro que defiende el PSOE, el acto de este martes ha vuelto a contar con la participación de cinco ciudadanos que encarnan defensas socialistas.

Así, una jubilada de Granada ha pedido fármacos gratuitos, una buena asistencia a domicilio y "pensiones dignas", en claro alineamiento con algunas de las 110 medidas que presentó el PSOE la semana pasada. "No vamos a consentir que otros nos bajen las pensiones", ha dicho, en alusión al reciente rifirrafe entre el PP y el PSOE a costa de ellas. Sánchez después ha insistido en que "no tienen que recortarse sino revalorizarse".

La España vaciada ha estado representada por una joven ganadera transhumante de un pueblo de Huesca que, además de pedir medidas para que los pueblos no mueran. Ha afirmado que los "ganaderos somos los verdaderos cuidadores del medio ambiente, sin nosotros no habría más que bosques sucios y pueblos vacíos", frente atribución de estas funciones a la caza que hacen partidos como Vox o el PP .

El regreso de talento, el emprendimiento y la igualdad de oportunidades ha estado representado por Xoel, un gallego de 30 años propietario de una pyme de tecnología de realidad aumentada. El feminismo y la educación, por una maestra malagueña.

Inés, una estudiante y jugadora de fútbol madrileña de 20 años, ha puesto el acento en la incertidumbre de los jóvenes ante un futuro en el que no saben si tendrán trabajo o acceso a una vivienda pero también en la confianza de que "no todos los políticos son iguales" y en el poder de la participación en las elecciones que este martes ha pedido el PSOE. "El 28-A no vamos a quedarnos en casa, diremos alto y claro que queremos un país con presente y futuro en el que valga la pena vivir", ha dicho.