El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha regresado este sábado a la primera línea de la política con un multitudinario mitin en el que ha hecho autocrítica sobre los errores de la formación, reconociendo que han dado "vergüenza ajena" con las peleas internas, "peleas por sillones, por los cargos, por la visibilidad", y ha asumido que han decepcionado a mucha gente actuando "como un partido más". Además, en un discurso duro contra los que ostentan el poder, ha lanzado el lema de la campaña: "La historia la escribes tú".

Iglesias, arropado por sus dirigentes, por la formación, por las confluencias y por colectivos a los que han apoyado en sus luchas, ha tomado la palabra a cinco semanas de las generales tras el permiso de paternidad de tres meses, y ha admitido que han jugado "con las reglas del adversario" y no han conseguido cambiarlas. "Nos hemos callado muchas cosas porque nos hemos creído eso de la cortesía parlamentaria", ha lamentado.

Así, ha añadido que han apoyado medidas que si bien aliviaban determinadas situaciones, no solucionaban los problemas, y ha enfatizado que la formación no llegó a las instituciones "para poner un parche". En este punto, ha recordado una conversación que mantuvo con una de las enfermeras que cuidaba de sus hijos, que le preguntó por cómo apoyar con microcréditos, y a él, ha recalcado, se le "caía la cara de vergüenza".

"Podemos no es su secretario general, (...) son los millones de personas que nos dieron las fuerzas para cambiar las cosas", ha recordado, para acto seguido añadir que asume su responsabilidad en los errores y que trabajará para que el 28 de abril puedan formar parte "del próximo Gobierno".

"¿A quién votará Carmena?"

El líder de Podemos ha mirado al camino andado por la formación y se ha felicitado de haber apoyado las candidaturas del cambio que hicieron posible que Carmena o Colau se hicieran con los alcaldías. A pesar de que algunos les llamaran "ingenuos" y les dijeran que no debían "ser tan generosos", él ha asegurado estar "orgulloso" de "haber hecho alcaldesa" a Carmena.

Pero en este punto, se ha dirigido directamente a Carmena para preguntarle a quién votará en las generales. "No me hago ilusiones pero vote a quien vote, creo que la gente no va a tolerar que se ponga de medio lado y no diga a quien va votar", ha resaltado.

En su largo discurso de vuelta, Iglesias también ha recordado que les llamaron ingenuos por apoyar la moción de censura de Pedro Sánchez, y ha indicado que lo hicieron "cumpliendo con su deber", que está "por encima de la táctica política". "Hay gente del PSOE que me reconoce que si no fuera por nosotros el partido estaría gobernando con Ciudadanos".

A esta decisión ha unido la de apostar por el diálogo y la fraternidad para resolver la crisis catalana y ha criticado que algunos pensaran que se podía "arreglar a palos". "Nos han puesto a parir en los dos lados, porque hemos dicho que no queremos presos políticos en España, y por decir que no queremos que Cataluña se vaya de España, y que el unilateralismo es un error y una torpeza", ha subrayado.

"Familias que mandan más que los diputados"

Antes, nada más comenzar su discurso, que ha durado unos 40 minutos y ha sido el último de una tarde plagada de intervenciones, ha lanzado una dura crítica a los que, dice, "mandan más que los diputados", y ha citado expresamente apellidos como Ortega, Pérez o Fainé para referirse a algunas de las 20 familias más poderosas de España.

"Creo que hoy tengo que decir algunas verdades, verdades que no se suelen decir en campaña, que es complicado escuchar a los partidos (...),verdades que cuando se dicen se pagan", ha advertido, para añadir que aunque les habían dicho que la soberanía popular residía en el Parlamento, esto "no es verdad".

A su juicio, "hay 20 familias que tienen mas poder que cualquier diputado" y ha indicado que aunque probablemente se lo hagan "pagar caro", no temía decir sus nombres, momento en el que ha citado los apellidos "Ortega, Botín, Pérez y Fainé".

A estos ha sumado los fondos buitre, a las multinacionales y a los propietarios de los medios de comunicación privados, de los que ha apuntado que acaparan "más poder que los diputados" cuando "no les ha votado nadie". "Alguien debe decir la puñetera verdad, no les ha vota nadie y son los que toman las decisiones", ha recalcado.

"Dejar a Unidas Podemos fuera del Gobierno"

Tras esto, ha indicado que pese a que en política hay que respetar las correlaciones de fuerza y que cualquier Gobierno debe reunirse con los banqueros, "debe saber a quién representa, a su gente". En este punto ha criticado que haya bancos y empresas que "compren ministros", y se ha acordado del caso de la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, "la señora SSS", que fichó hace pocos días por el despacho de abogados Cuatrecasas.

Después de este alegato, ha explicado que en una conversación con un directivo importante, éste le comentó que los poderosos iban a por ellos por el acuerdo de los presupuestos. "Van a tener que pagar impuestos, y por eso van a por nosotros", ha apuntado, añadiendo que buscarán fórmulas que dejen fuera a Unidas Podemos de un Gobierno, como "las tres derechas" o un Ejecutivo en el que estén el PSOE y Ciudadanos.

A Iglesias, esa conversación le lleva pensar que la formación 'morada' está "más cerca que nunca" de llegar al Gobierno. Repiten que estamos hundidos, porque saben que podemos estar en un Gobierno, y si lo estamos, algunas cosas van a cambiar en este país", ha sentenciado.

"No voy a bajar de 900, Pedro"

Además, Iglesias se ha referido al acuerdo entre el Ejecutivo socialista y Podemos por el que se llegó al aumento del Salario Mínimo Profesional (SMI) a los 900 euros mensuales. Ha recalcado que si bien no es la "panacea" está orgulloso de haberlo conseguido, y ha recordado esa noche "mano a mano" con Sánchez. "No voy a bajar de 900 Pedro, no voy a bajar de 900", ha rememorado de esa conversación.

Iglesias ha pedido a los convocados que voten y convenzan para ir a votar el 28 de abril a Unidas Podemos y ha señalado que no se conforman con la actualización de las pensiones al IPC, que buscarán crear una empresa pública de energía, y presentar un programa de horizonte verde contra el cambio climático.

"Que el poder lo recupere la gente y podamos decir que los diputados mandan más que Black Rock, que las multinacionales, que los bancos y que los dueños de los medios de comunicación", ha añadido, para terminar lanzando el que será el lema de campaña de Podemos: "La historia la escribes tú".

Un 'Bella Ciao' para despedirse

Este primer acto del candidato a la presidencia por Podemos se ha celebrado en la plaza aneja al Museo Reina Sofía, lugar de celebración de hitos importantes para la formación, como su irrupción en el parlamento europeo en 2014, y con una organización del evento distinta a la habitual, con un gran escenario circular en el centro de la plaza alrededor del cual se ha colocado el público.

Durante el mitin han tomado la palabra los principales dirigentes de la formación 'morada', Montero, Belarra, Mayoral, Echenique o Vera, la nueva cabeza de lista de la formación para las europeas, Eugenia Rodríguez-Palop, además del líder de IU, Alberto Garzón o el líder del PCE, Enrique Santiago. A estos se han sumado candidatos al Congreso como Jaume Asens (En Comú Podem) o Yolanda Díaz.

Al término del acto, que se ha prologado más de lo esperado por la organización, varios de los participantes se han subido de nuevo al escenario para saludar a los congregados junto a Pablo Iglesias, y se han despedido al ritmo de la canción partisana Bella Ciao.

Sin anticapitalistas ni errejonistas

En cambio, ningún representante oficial de Anticapitalistas ni de los errejonistas, las hasta ahora corrientes interna de Podemos, acudieron esta tarde al acto en el que el secretario general de la formación, Pablo Iglesias, retornará a la actividad pública tras su permiso de paternidad.

Desde Anticapitalistas, especificaron que el eurodiputado Miguel Urbán, que sigue ejerciendo su cargo en nombre de Podemos, "hubiese ido, pero tiene un compromiso familiar fuera de Madrid cerrado desde hace mucho tiempo".

Por su parte, la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, se encuentra de baja por maternidad después de haber dado a luz a su primera hija el pasado 6 de marzo.

En cuanto a los Anticapitalistas de Madrid, las fuentes consultadas confirmaron que no asistió ninguno de los representantes públicos que aún siguen ostentando un puesto en representación de Podemos, como el diputado autonómico Raúl Camargo y la concejala de la capital Rommy Arce.

No obstante, Camargo y Arce registraron a comienzos de mes como partido Anticapitalistas de Madrid, con el objeto de poder establecer por su cuenta las coaliciones que ultiman con IU para las elecciones autonómicas y municipales, con independencia de Podemos.

Al Ayuntamiento de Madrid Podemos no prevé presentarse, mientras que, en lo que respecta a las autonómicas, precisamente este sábado es el día reservado para que los militantes y simpatizantes de IU voten presencialmente si quieren concurrir en coalición con Podemos o con los Anticapitalistas. Entre el martes y el jueves pasados pudieron hacerlo de forma telemática.

Las fuentes consultadas de Más Madrid y el sector errejonista indicaron que, en principio, no les consta que alguno de sus representantes asistiera al acto en la plaza del Centro de Arte Reina Sofía.

Íñigo Errejón, aunque ha lanzado una candidatura independiente a la Comunidad de Madrid que competirá con Podemos si no hay acuerdo preelectoral entre ambos, pero sigue formando parte del partido, y así lo ha verbalizado en distintas ocasiones, asegurando que incluso votará en las elecciones generales a la candidatura liderada por Iglesias.