Se desveló el misterio. El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha anunciado finalmente el adelanto de las elecciones autonómicas en un mes para hacerlas coincidir con las elecciones generales del 28 de abril convocadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Así lo ha anunciado Puig en una declaración institucional tras presidir un pleno extraordinario del Consell que abordara la medida, condición necesaria para el adelanto. En la reunión, los cinco miembros de Compromís han comunicado su rechazo al adelanto electoral, frente a la postura favorable de los cinco consellers socialistas (incluido Puig), lo que evidencia una fractura en el Gobierno de coalición justo antes de los comicios.

De este modo, será la primera vez en la historia en que las elecciones valencianas salen del calendario general, en virtud de la capacidad de disolver Les Corts que tiene el jefe del Consell desde la anterior reforma del Estatut d’Autonomia.

Puig ha apelado en su intervención de esta tarde a la consecución de la "autonomía plena" y "de primera", al autogobierno de la Comunitat Valenciana y a los logros que, en su opinión, ha conseguido el Consell durante los últimos cuatro años. "Ahora, el calendario electoral propio nos coloca en el espacio que queremos", ha añadido como justificación del adelanto electoral, que ha anunciado formalmente.

El jefe del Consell ha mencionado también el "problema valenciano" de la infrafinanciación y la infrainversión, que en su opinión debe ser visibilizado en el conjunto de la política española y, por ello, ha dicho ha "utilizado la herramienta" que le brinda el Estatut "pensando en las próximas generaciones".

Cree Puig que el adelanto electoral resulta "especialmente oportuno" en el actual contexto frente a "partidos radicalizados" para "proyectar los valores propios del diálogo, de la honestidad y de la eficacia" respecto al resto de España. Ha calificado de "más que digno" el balance de la legislatura que ahora acaba en el plano económico y social, con el empleo como la mayor preocupación.

En su intervención, en la que ha alternado el valenciano y el castellano, Puig también ha mostrado su "máximo agradecimiento a la vicepresidenta del Consell y al resto de miembros" del Ejecutivo por lo que ha calificado como una acción "valiente, honesta y eficaz, gestionando eficazmente la diversidad".

"Nuestra propuesta es una España valenciana", ha añadido, al tiempo que ha aludido al "rescate" de personas y a la mejora respecto a 2015. "No podemos mirar al pasado del que salimos huyendo", ha manifestado.

Día intenso de reuniones y consultas

Puig ha citado esta mañana a la vicepresidenta, Mónica Oltra, en el Palau de la Generalitat. En un breve encuentro, el presidente del Ejecutivo valenciano ha trasladado a su número dos que sería la primera en conocer su decisión final, según ha explicado la propia Oltra.

La posibilidad del adelanto electoral ha sido una constante durante la etapa final de la legislatura, ya que supone sacar del calendario común con otras autonomías la cita valenciana con las urnas y, en teoría, enfocar el debate público hacia los intereses de esta comunidad.

Sin embargo, tras el mal resultado electoral del PSOE el 2D fruto del avance electoral en Andalucía, el debate quedó zanjado. Dos meses después, otro adelanto, en este caso de las elecciones generales por parte de Sánchez, hizo dudar de nuevo a Puig.

Finalmente, se han impuesto las tesis de destacados dirigentes del PSPV-PSOE sobre la conveniencia de aprovechar la mayor movilización de la izquierda en los comicios estatales en la Comunitat Valenciana (que en teoría podría beneficiar a los socialistas valencianos, según las encuestas) para reeditar el Acord del Botànic que ha permitido al PSPV y a Compromís gobernar con el apoyo de Podemos.

Oltra reivindica las decisiones por unanimidad

La vicepresidenta del Consell y coportavoz de Compromís, Mónica Oltra, ha criticado duramente el adelanto electoral. En una comparecencia con los consellers de su coalición que ha evidenciado gráficamente la fractura en el Gobierno autonómico, ha dicho que cuando el Consell ha tomado una decisión en favor del pueblo valenciano "lo ha hecho por unanimidad" y que con el avance de los comicios es la primera vez que esto no sucede.

"Los cinco consellers que estamos aquí nos quedamos con los 5.746 acuerdos adoptados por unanimidad, y eso es el Botànic", ha afirmado. "Soy una persona leal, y entiendo que si desde el 15 de febrero no había habido una consigna de cambio de opinión, sigue intacta", ha añadido en referencia a la tesis de que no había razones políticas para el adelanto electoral.

"Consideramos que esto no singulariza las elecciones valencianas", ha manifestado sobre los argumentos ofrecidos por Ximo Puig.

Consulta aquí más noticias de Valencia.