Un autobús contra el feminismo radical
La asociación HazteOir.org vuelve a las calles con un nuevo autobús. La campaña tiene como objetivo pedir a los líderes del Partido Popular, Vox y Ciudadanos que se comprometan a derogar las leyes de género. bushazteoir - TWITTER

 La asociación HazteOir.org ha puesto en marcha este jueves un autobús que circulará por España hasta el 8 de marzo con el eslogan "#StopFeminazis. No es Violencia de Género, es Violencia Doméstica" y con la petición a PP, Ciudadanos y Vox de que deroguen las leyes de género.

En el autobús, que ha sido presentado en el aparcamiento del estadio del Santiago Bernabéu, se puede ver una cara de Hitler, con los labios pintados y en su frente el símbolo feminista.

El vehículo recorrerá este jueves Madrid y está previsto que se pare frente a las sedes de los partidos que lideran Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal.

Según el portavoz de la asociación ultracatólica Luis Losada, la ley de violencia de género y las normativas LGTB autonómicas "han roto el derecho de igualdad de todas las personas".

Losada ha incidido en que la violencia se ejerce contra mujeres hombres, ancianos y niños de la misma forma y ha hecho hincapié en que la ley de violencia de género "no funciona" pues, en su opinión, se ha demostrado que no está ayudando a frenar la violencia contra las mujeres.

El portavoz ha dicho que entre 1999 y 2003 la media de mujeres asesinadas a manos de sus parejas al año fue de 58,4 y, tras aprobarse la ley de género en 2004, entre 2005 y 2018 esa cifra se ha elevado a 59,4.

El autobús recorrerá en los próximos días Valencia, Barcelona Sevilla, Cádiz y Pamplona para terminar el 8 de marzo en Madrid.

En la presentación del autobús, unos agentes de la Policía Municipal de madrid se han acercado a Losada a preguntarle si el vehículo tenía autorización para circular y el portavoz de HazteOír ha explicado que cuando se trata de una ONG no hace falta pedir autorización administrativa previa.

Se da la circunstancia de que el pasado día 5, el Ministerio del Interior revocó la declaración de utilidad pública a la asociación por considerar que la anterior campaña transfóbica suponía una falta de respeto y un menosprecio a otras opciones que no comparten sus ideas.