El Ministerio del Interior ha revocado la declaración de utilidad pública a la asociación Hazte Oír por considerar que su polémica campaña transfóbica supone una falta de respeto y un menosprecio a otras opciones que no comparten sus ideas.

En una resolución, Interior entiende que lejos de promover el interés general, Hazte Oír realizó una campaña con amplia difusión que, "aun estando amparada por la libertad ideológica y de expresión o difusión de tales ideas" incumplió el requisito de promover el interés general, como así fue declarada en 2013.

Hazte Oir lanzó en 2017 una campaña con un autobús con el lema “Los niños tiene pene; las niñas tiene vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo”. 

"Tan explícito mensaje contraviene, en efecto, el interés general, impregnado de los criterios de tolerancia hacia la diversidad de una sociedad plural, y de respeto a la dignidad de las personas", indica la resolución de Interior.

Recurso y otro autobús

La asociación, por su parte, ha anunciado que recurrirá ante los tribunales lo que considera una "persecución política e ideológica en toda regla". De hecho, avanzan que en las próximas semanas pondrán en circulación otro autobús "contra el feminismo radical y la ideología de género".

"Si la pluralidad social, política, ideológica y religiosa es el fundamento de nuestro sistema constitucional, ¿cómo se puede sancionar a HazteOir.org retirándole la declaración de utilidad pública con el argumento de que su forma de pensar ha molestado a algunos? Esta manera de argumentar es propia de las dictaduras, pero no de las democracias”, afirma su presidente, Ignacio Arsuaga.  

La asociación opina que el Gobierno "y sus socios radicales han decretado la caza y captura de una asociación solo porque discrepa de su ideología de género".