Ignacio Arsuaga (Hazte Oír)
Ignacio Arsuaga (segundo por la izquierda), junto a miembros de CitizenGo durante los actos de la Marcha por la Vida en Washington, en enero de 2017. Ignacio Arsuaga-Twitter

El autobús naranja con mensajes contra la visibilización y el reconocimiento de los niños transexuales tiene dueño. Se trata de Hazte Oír (o HazteOir.org), una organización ultracatólica fundada en 2011 por el abogado madrileño Ignacio Arsuaga Rato que asegura ser defensora de la vida, la familia y la libertad, pero que reniega, al mismo tiempo, de los derechos del colectivo LGTBI.

Zapatero, Rajoy o Cifuentes han sido blanco de los ataques de Hazte OírInscrito en el Registro Nacional de Asociaciones en 2001, el colectivo goza de un brazo internacional propio (CitizenGo), un periódico digital (Actuall) y plataformas como Derecho a Vivir o Libres.org.

Todas han sido utilizadas para promover manifestaciones y campañas públicas contra las políticas de José Luis Rodríguez Zapatero (especialmente, la ley del aborto mediante plazos, la del matrimonio entre personas del mismo sexo o la asignatura de Educación para la Ciudadanía, alternativa escolar a la religión católica) y las de su ministra de Igualdad Bibiana Aído.

Hazte Oír cargó, incluso, contra Mariano Rajoy en 2015 por negarse a restringir los supuestos recogidos en la ley de interrupción del embarazo, una decisión que acabó con la dimisión de Alberto Ruiz Gallardón como ministro de Justicia.

Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, es su objetivo desde ese año, cuando le dedicó -en plena carrera hacia las elecciones autonómicas- el eslogan "Si votas Cifuentes, votas aborto", en relación a la posición política de la dirigente favorable al derecho de decidir de las mujeres. Ignacio Arsuaga la califica ahora de "inquisidora" por oponerse al autobús, que el Ejecutivo regional ve contrario a su ley contra la LGTBIfobia y por el reconocimiento de la diversidad sexual.

El bus es, precisamente, la excusa para presentar en España la campaña contra las normativas de este tipo aprobadas por distintos partidos y que pretenden, según Hazte Oír, imponer una suerte de "Inquisición gay" que "adoctrina" a los niños para "imponer" la diversidad sexual y de concepción del género.

Sin subvenciones, pero con apoyos

Hazte Oír no recibe ayudas de administraciones públicas, según arroja el Registro Nacional de Subvenciones, y asegura que tampoco recaba ni un euro de grupos políticos. A pesar de ello, sus iniciativas han contado con el respaldo de, entre otros, el exministro del Interior del PP Jaime Mayor Oreja, el alcalde de Alcorcón, David Pérez -también del PP- y de políticos del partido ultraderechista Vox.

Fernández Díaz, miembro del Opus, declaró Hazte Oír como organización de utilidad públicaAdemás, goza de la simpatía de medios como Intereconomía, Alfa y Omega (el suplemento de la Iglesia Católica en el diario ABC) o los religiosos infoCatólica.com e Infovaticana.com.

Su memoria de actividades de 2015, la última publicada, declara unos ingresos para ese año de 2,6 millones de euros entre cuotas de socios (61%), donativos cuyo origen no revela ( 38%) y eventos y otros conceptos (0,6%). Las contribuciones a su tesorería desgravan gracias a que el ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz -también ultraconservador y miembro del Opus Dei- declaró Hazte Oír como organización de "utilidad pública" en 2013.

El arzobispo de Toledo o el obispo auxiliar de Getafe (Madrid) han prohibido a Hazte Oír realizar actos en sus respectivas diócesis después de que un informe interno examinado por la Conferencia Episcopal asegurase que varios miembros del grupo tenían relación o formaban parte, a su vez, de la organización católica de extrema derecha de origen mexicano conocida como El Yunque, aunque Arsuaga siempre ha negado cualquier vinculación orgánica.

El abogado activista

Ignacio Arsuaga Rato (Madrid, 1957) es abogado colegiado en Madrid. Se casó en julio de 1998 en la capilla del Colegio del Pilar con Nuria García-Colavidas. Tiene cuatro hijos.

Estudió un máster de Derecho Internacional en la Fordham University, en Nueva York, y pasó por el Phoenix Institute, un laboratorio de ideas neoconservador. Se define como "bautizado en Cristo", profamilia "natural" (la tradicional católica) y antiabortista. Defiende a Donald Trump por no plegarse a lo "políticamente correcto" y premió en 2013 a Viktor Orbán, el presidente nacionalista de Hungría que rechaza la entrada de refugiados en su país.

El pasado mes de enero invitó a Madrid al ponente Richard Cohen, que ofreció la clase 'Comprender y ayudar a los homosexuales', en la que trató la homosexualidad como una enfermedad y dio pautas para "sanar" a quienes la padezcan.

La fundación de Hazte Oír en 2001, asegura su página web, obedeció al interés de "un grupo de amigos" por "promover la participación de la sociedad civil" y defender los derechos humanos "de manera completa, desde su concepción hasta la muerte natural".

Encuesta

¿Se debería prohibir la circulación del polémico autobús de Hazte Oír?

Sí, sus mensajes incitan al odio y a la discriminación
47,35 % (10333 votos)
No, gusten o no esos mensajes, están en su libre derecho de expresarlos
52,65 % (11489 votos)