Al menos cuatro personas resultaron heridas este martes a causa de una avalancha registrada en la estación de esquí alpina de Crans-Montana, en el cantón de Valais, al sur de Suiza, según informaron las autoridades, que cifraron en cerca de diez los desaparecidos.

Según las informaciones recogidas por el diario suizo Neue Zürcher Zeitung, al menos uno de los heridos se encuentra en estado crítico.

Horas antes, el presidente de la comuna de Crans-Montana, Nicolas Féraud, había señalado que entre diez y doce personas han sido arrastradas por la avalancha, pero "no hay nada seguro, esta cifra podría ser más elevada".

Desde el departamento de comunicación del complejo se informó de que la avalancha se produjo en un punto conocido como Pasaje del Mayor, y que la voz de alarma se recibió a las 14.23 horas. Asimismo, precisó que por ahora no se podían confirmar "víctimas". En concreto, el alud ocurrió en la parte baja de la pista de Plaine-Morte, y cubrió entre 300 y 400 metros.

En las labores de búsqueda están participando, además de los equipos de rescate, numerosos helicópteros, así como militares que se encontraban en el resort con motivo de las pruebas de la Copa del Mundo de esquí femenino del próximo fin de semana, y que ayudaron a bloquear las pistas y evacuar a los esquiadores, según informó  la emisora RTS.

Por su parte, la Federación Internacional de Esquí (FIS) ha apuntado que "a priori, la avalancha no debería influir en el desarrollo de las pruebas de la Copa del Mundo, ya que la colada de nieve se ha producido lejos de las pistas donde se realizará la competición".

Las altas temperaturas en la zona, unidas a las copiosas nevadas en semanas anteriores, han aumentado el riesgo de avalanchas en muchas estaciones de los Alpes, en un momento de alta afluencia de esquiadores, ya que muchas escuelas de Suiza están de vacaciones durante una semana.