Roger Torrent, Quim Torra y Ada Colau.
Roger Torrent, Quim Torra y Ada Colau. EUROPA PRESS

Las instituciones catalanas quieren otorgar al juicio del 'procés', que comenzará el próximo día 12 de febrero en el Tribunal Supremo, la máxima trascendencia y situarlo en la agenda política. Por ello, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el del Parlament, Roger Torrent y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han anunciado que asistirán a alguna de las sesiones del juicio.

El president de la Generalitat, Quim Torra, tiene previsto acudir a la sala del Tribunal Supremo en la que serán juzgados los líderes independentistas en el juicio al 'procés': "Más que nunca el presidente de la Generalitat tiene que estar presente".

Una petición que desde el Tribunal Supremo ya han asegurado que se recibirá al president de la Generalitat, Quim Torra, con "deferencia institucional" en el caso de que se decida a asistir a alguna de las sesiones del juicio por el 1-O.

Según explicó el presidente del Alto Tribunal, Carlos Lesmes, en razón del cargo que ostenta Torra, él mismo saldrá a recibirlo si decide acudir a la vista, se garantizará su seguridad y se le reservará un espacio en la sala "como cualquier autoridad pública española".

Destacar que aunque el president Torra ha dicho en público que pretende acudir al juicio, el Supremo aún no ha recibido solicitud formal en este sentido. Por el momento, solo el Parlamento vasco ha pedido estar presente en la vista oral, para lo que ya se ha garantizado un sitio en la sala de vistas para los representantes de la cámara autonómica que se desplacen al Alto Tribunal.

"Donde haga falta y donde sea más útil"

También el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha anunciado que prevé acudir a Madrid con motivo del juicio a los líderes independentistas, si bien no ha concretado cómo será su visita, ya que estará "donde haga falta y donde sea más útil" para denunciar lo que ha calificado de "farsa".

Torrent acudirá a Madrid y "acompañará" a todos los acusados, especialmente, a la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, porque "representa el parlamentarismo".

No ha detallado cómo será su visita a la capital, pero ha destacado: "Mi presencia en Madrid será como haga falta y donde haga falta y donde sea más útil para denunciar la situación". "Institucionalmente y yo personalmente haré todo lo que haga falta para denunciar la farsa y la mentira de este juicio y, sobre todo, para defender la democracia", considera Torrent.

El presidente del Parlament, además, visitará este lunes y martes a los nueve presos que fueron trasladados a Madrid desde la prisión de Brians 2. Según explicó, los acusados van a Madrid con la "cabeza bien alta y la conciencia tranquila", porque "poner urnas nunca puede ser un delito" y denunciarán durante el juicio la "vulneración de sus derechos y los de todos nosotros": "Van a poner al Estado delante del espejo para defender la democracia", apostilló.

En opinión de Torrent, "se han vulnerado sistemáticamente" los derechos de los dirigentes soberanistas, desde la prisión preventiva a la dilatación de los plazos, por lo que cree que no tendrán un "juicio justo". "Hay que hacer todo lo que haga falta, de forma pacífica, democrática y cívica para denunciar esta injusticia y esta mentira judicial con un juicio que será un juicio a la democracia", ha insistido.

Concentración de apoyo a los presos

Torrent, diputados independentistas y de los comunes y trabajadores de la cámara catalana se han concentrado durante cinco minutos a las doce del mediodía en apoyo a los presos soberanistas, acto que ha finalizado con gritos de "libertad, libertad".

También la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, confirmó que tiene previsto ir a Madrid durante el juicio del 1-O para visibilizar el rechazo del Ayuntamiento de Barcelona a este proceso que considera que se produce "en condiciones de injusticia". Además Colau ofreció la ciudad para hacer de altavoz en Europa de esta causa, un extremo que criticaron los partidos no independentistas.

La alcaldesa ya ha trasladado su disposición a ir a Madrid durante el juicio a los políticos presos que, según explicó, le han dicho que "lo ven bien". Colau por eso todavía no tiene decido cuál es el momento y la forma más oportuna de hacerlo.

Además de la asistencia de la alcaldesa, el pleno del Ayuntamiento de Barcelona aprobó una declaración institucional en la que pide un juicio justo -con el apoyo de PDeCAT, ERC, la CUP y los concejales no adscritos-, que se traducirá y se enviará a otras instituciones, también internacionales, para que tengan conocimiento y también puedan aprobarla si lo desean. Esta declaración "proclama la inocencia de los políticos presos y denuncia que no será un juicio justo".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.