Cadáver de ballena
Vista de un cadáver de ballena varado en Jubilee Point, en Sorrento, al sur de Melbourne (Australia) Wayne Taylor / EFE

Un grupo de investigadores británicos ha descubierto que los mamíferos marinos están ingiriendo grandes cantidades de microplásticos, a tenor de las muestras halladas en los cadáveres de animales varados en Reino Unido.

En total, el estudio publicado en Scientific Reports ha analizado los cadáveres de 50 animales varados como delfines, focas grises, ballenas o cachalotes, y es el análisis más completo hasta la fecha.

"Es sorprendente, pero a la vez no lo es, que todos los animales hayan ingerido microplásticos", señaló la autora principal de la investigación, Sarah Nelms.

Los microplásticos encontrados en el interior de los cuerpos de los animales proceden de redes de pesca, pero también de microfibras de ropa o de las cerdas de los cepillos de dientes, entre otras.

"El océano es una sopa de microplásticos y solo va a empeorar, por lo que necesitamos reducir la cantidad de residuos plásticos que se liberan en nuestros mares".