Podemos rechazó el segundo decreto que ofreció Ábalos para suplir la ausencia de límites a los alquileres

La portavoz de En Comú y de Vivienda, Lucía Martín, en el Pleno del Congreso.
La portavoz de En Comú y de Vivienda, Lucía Martín, en el Pleno del Congreso.
CONGRESO - Archivo

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ofreció a Podemos aprobar un segundo decreto sobre vivienda y alquiler con medidas complementarias que no figuran en el decreto que previsiblemente será rechazado este martes, entre otros por Podemos debido a que no incluye mecanismos para limitar los precios de los alquileres.

Un segundo decreto con medidas complementarias es una de las tres posibilidades que Fomento ofreció a Podemos durante la negociación que han mantenido en los últimos días en relación al decreto sobre vivienda y alquiler, que entre otros elementos, incluye la ampliación de tres a cinco o siete años la duración de los contratos de alquiler, la limitación de la fianza a una o dos mensualidades en metálico o la posibilidad de suspender los desahucios durante un mes si los afectados están en situación de vulnerabilidad.

No obstante no incluye poner límites a la "subida abusiva" de los precios del alquiler en algunas ciudades, tal y como contempla el acuerdo que el Gobierno y Podemos firmaron el octubre y que ha sido el motivo que ha llevado a que la formación morada vaya a rechazar el decreto, que no saldrá delante porque también votarán en contra PP, Ciudadanos y ERC, entre otras fuezas políticas del Congreso.

A pesar de que fuentes de Podemos explican que el decreto "nació muerto" porque el Gobierno no lo negoció con ellos pero sí escuchó las advertencias en contra de regular precios que un mes antes el fondo de inversión Blackstone lanzó a la ministra de Economía, Nadia Calviño, las negociaciones entre las dos partes continuaron hasta ayer.

Según indican fuentes de Fomento, Ábalos ofreció un segundo decreto para incluir las medidas que no figuran en el que se votará este martes, pero Podemos lo rechazó, como tampoco aceptó otras dos alternativas, que el decreto actual se tramite como proposición de ley, es decir, que los grupos puedan enmendarlo, o que se pudieran introducir enmiendas relativas al alquiler en el proyecto de ley de los Presupuestos para 2019.

Por el contrario, lo que quiere Podemos es un nuevo decreto, pero no para complementar al ya existente, sino que lo sustituya y que incluya todas las medidas que considera necesarias para solucionar la actual situación del mercado del alquiler.

Podemos se mantiene en crear unos índices de referencia para que los ayuntamientos puedan decidir si en determinadas zonas hay que topar el precios de los alquileres, pero hasta entonces está dispuesto a explorar medidas de carácter transitorio. En concreto, está abierto a que medidas que figuran en el actual decreto se apliquen también a los contratos ya existentes.

En esta formación consideran que se conseguiría "pinchar la burbuja" si, por ejemplo, un contrato que ya existe, de duración de tres años, se extendiera hasta los cinco y, sobre todo, si se le empezara a aplicar el índice del IPC para la subida interanual del alquiler, de manera que no fuera a decisión del propietario.

No obstante, un nuevo acuerdo político deberá incluir, en un decreto o en otra herramienta, la capacidad de la adminstración de limitar los precios del los alquileres.

En línea con la disposición que ha mostrado en la tribuna de oradores la portavoz de Vivienda, Lucía Martín, para seguir buscando una solución, fuentes de la formación morada explican que están dispuestos a retomar la negociación desde hoy mismo para llegar a un acuerdo sobre los elementos que deben incluirse en una nueva regulación, que perfectamente podría ser un real decreto ley que sustituya, no complemente, al existente.

Subidas con el IPC

Para Podemos, la medida fundamental que debería figurar es un mecanismo de regulación precios como el que aparece en su acuerdo con el Gobierno, que contemplaba que los ayuntamientos pudiera limitar el precio de los alquileres en determinadas zonas donde hubiera "subidas abusivas".

No obstante, no es el único elemento. Podemos no está de acuerdo con elementos que finalmente se han incluido en el decreto que este martes rechazará el Congreso, como que las subidas de los precios del alquiler sólo estén vinculadas al IPC en las rentas reducidas y no en todas, como quiere la formación morada.

Tampoco está de acuerdo con que el decreto no reconozca derecho de tanteo cuando la propiedad del inmueble cambie de manos.

De manera más general, Podemos exige a Fomento un estudio de la situación en la que se encuentran los inquilinos que viven en casa que son vendidas en bloque a un fondo de inversión y también demanda explicaciones de por qué el Gobierno renuncia a crear un parque público de vivienda con las viviendas de la Sareb que han terminado comprando a precios muy ventajosos los grandes fondos de inversión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento