Pablo iglesias, líder de Podemos, se ha declarado "tocado y triste" por la salida del partido del que en su momento fuera su número dos, Íñigo Errejón, que irá a las elecciones autonómicas en un proyecto con Manuela Carmena en Madrid. En una carta publicada en Facebook, Iglesias arremete en su contra: "Íñigo no es Carmena".

"En política hay que estar acostumbrado a este tipo de maniobras, incluso si vienen de compañeros, pero reconozco que me he quedado tocado y triste", señala en el texto. "No doy crédito a que Manuela e Íñigo nos hayan ocultado que preparaban lanzar un proyecto electoral propio para la Comunidad de Madrid y que lo hayan anunciado por sorpresa. Creo que nuestros inscritos se merecen más respeto".

La carta, que Iglesias dirige a los inscritos en la formación, comienza con esta frase: "Nunca imaginé que iba a tener que interrumpir por unas horas mi permiso de paternidad por una razón tan triste".

El secretario general de Podemos recuerda el ambiente tras la Asamblea de Vistalegre de hace dos años, que significó el inicio en la separación con Errejón, y manifiesta sentir "vergüenza" por el hecho de que se hable de la formación "por maniobras de este tipo".

Iglesias desea "suerte" a Errejón en su nuevo proyecto y señala que no se arrepiente de que su partido y Ganemos impulsaran la candidatura de Carmena, aunque hace una crítica: "Quizá quién le apoyó y acompañó entonces merecería otra consideración". En las próximas elecciones, advierte, su partido "saldrá a ganar" y arremete contra su ex número dos: "Con todo respeto, Íñigo no es Manuela".

El líder lamenta que la noticia se produzca justo en el quinto cumpleaños de la formación morada, que esta vez "no es feliz": "Hoy es un día amargo, pero la historia de las luchas sociales enseña que quien se levanta tras un golpe es más fuerte que quien nunca fue golpeado". 

Podemos no lo expulsará...

Por su parte, la dirección de Podemos no va a tomar la decisión de expulsar al todavía diputado y hasta ahora candidato en la Comunidad de Madrid, Íñígo Errejón, porque cree que él mismo se ha situado fuera del partido con su decisión de impulsar un nuevo proyecto electoral al margen de la formación morada, y que le corresponde a él oficializar su marcha.

Fuentes de la cúpula de Podemos consultadas por Europa Press explican que lo que esperan ahora, en esta situación, es que él mismo "sea coherente con la decisión personal que ha tomado".

La dirección de Podemos ha preferido enseñarle la puerta a Errejón en lugar de decretar su expulsión o abrir un expediente disciplinario, como sí hicieron con la portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, y los otros cinco concejales 'morados' que renunciaron a presentarse a las primarias de Podemos para competir directamente en las que organice la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Errejón sigue siendo diputado de Podemos, pero con su mensaje, la dirección también da a entender que, siendo coherente, Errejón también debería dejar su escaño y desvincularse del partido.

... Y Errejón quiere seguir en el partido

Sin embargo, fuentes del equipo de Errejón han afirmado a Europa Press que va a seguir en Podemos y mantendrá sus planes de impulsar a nivel regional la plataforma Más Madrid, en alianza con Carmena.

Además, los afines a Errejón esperaban "cualquier reacción" desde la cúpula de Podemos pero entienden que la carta de Iglesias "no es un paso contundente" y "deja las puertas abiertas" a lograr una solución.

"No hay expulsión ni suspensión", han señalado estas fuentes para agregar que Errejón "sigue en Podemos hasta que no se comunique otra cosa".