La masa de aire polar que entró este pasado miércoles desde el noreste de Europa seguirá dejando en las próximas horas temperaturas muy bajas aunque con escasas precipitaciones que se producirán sobre todo en el norte peninsular y Baleares, donde las nevadas han provocado este jueves cortes en carreteras secundarias.

El episodio de frío provocado por el aire polar continuará en las próximas horas, se desplazará hacia el suroeste y dejará un descenso del termómetro con "valores muy bajos a última hora de hoy y en la madrugada de este viernes", que "podrían recrudecer el episodio", ha explicado el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo.

El viento, el frío y los fenómenos costeros han puesto este jueves a 31 provincias de 14 comunidades en alerta por avisos naranja (riesgo importante) y amarillo, situación que se prevé se prolongará a lo largo del viernes y solo el sábado habrá una leve recuperación de temperaturas.

Cortes en carreteras

Además, el anticiclón que se sitúa frente a las islas británicas y el viento del norte provocan la situación de sequedad, ha añadido, al contrario que si llegara del Atlántico que traería más humedad. Las escasas nevadas caídas en Baleares, País Vasco y La Rioja han provocado hoy cortes en puertos y carreteras secundarias y ha puesto a los servicios quitanieves en alerta, por las precipitaciones que se prevén también en Asturias.

Este viernes se producirán heladas en buena parte de la Península y Baleares, lo que pondrá a varias provincias con aviso amarillo por heladas y descenso de temperaturas. Los -12 grados previstos colocará en aviso naranja a Molina de Aragón (Guadalajara), el mismo nivel de alerta que el Valle de Arán (Pirineo leridano), donde se esperan menos diez.