Echenique y Rodríguez
El Secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, y la Portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez Wikimedia Commons

La formación de extrema derecha  Vox ha presentado este martes una querella contra el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, por el tuit en el que este último "acusaba" al partido de ser "cómplice de los violadores y asesinos", a modo de crítica por las pretensiones políticas del partido de eliminar las leyes de violencia de género y sin nombrar directamente a la formación.

En un comunicado, Vox ha anunciado que ha interpuesto este martes la querella contra Echenique por un tuit del pasado día 3 de enero en el que aseguraba que "PP y Ciudadanos negocian el gobierno de Andalucía con los cómplices de los violadores y los asesinos", lo que el partido nacional-populista ha entendido como una referencia.

Además, los servicios jurídicos del partido tienen previsto interponer otra querella contra Teresa Rodríguez, la portavoz de Adelante Andalucía, por una nota de prensa del día 2 de enero en la que tachaba a Vox de "partido machista y franquista, que no quiere que se luche contra la violencia contra las mujeres y que, por tanto, es cómplice de los feminicidios"

Una serie de denuncias

Estas denuncias se suman a la que la formación de ultraderecha interpuso el pasado día 2 de enero contra el periodista Antonio Maestre, que "acusó" al partido de "complicidad" con el asesino de la joven Laura Luelmo.

El partido argumenta que estas declaraciones podrían suponer calumnias según el artículo 205 del Código Penal (que define como tal "la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad."), injurias, según el 208 ("la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación", si bien se especifica que sólo constituyen delito cuando "sean tenidas en el concepto público por graves") y delitos de odio, tipificados en el artículo 510 ("los que provocasen a la discriminación, odio o violencia contra organizaciones o grupos por motivos racistas, antisemitas, u otros referidos a la religión o ideología [...]).

Además afirman que, de acuerdo a estos artículos, los acusados podrían enfrentar penas de hasta cuatro años de cárcel.

En un comunicado, el vicesecretario jurídico de Vox, Pedro Fernández, asegura que no permitirán "que sus votantes y afiliados sean criminalizados" por criticar leyes que "han sido manifiestamente ineficaces para combatir la violoencia frente a los colectivos más débiles de la sociedad".

Echenique se ratifica

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, se ha ratificado en sus acusaciones al respecto, aunque señala que "no cree que sea un exceso" a pesar de la querella que ha anunciado el partido de ultraderecha.

El dirigente de Podemos ha justificado el "sentido" de sus declaraciones al argumentar que la violencia machista es un "problema estructural" en nuestro país y que, si "alguien lo legitima desde un púlpito público", se "entiende perfectamente" que se les llame cómplices.

De esta forma, Echenique no matiza sus acusaciones y está convencido de que, si con el terrorismo se acusaba de ser "cómplices" a quienes "legitimaban los asesinatos", igual ocurre ahora "si alguien legitima" la violencia machista.

En todo caso, cree que la querella de Vox no tiene nada que ver con el contenido de su tuit, sino que se debe a la estrategia de un "partido neofranquista" que "quiere retroceder décadas en libertades" y por eso "se querella contra periodistas" y contra partidos como Podemos, que "defienden un aumento de libertades y derechos".

Y ha recalcado que la violencia machista  no es una violencia aleatoria, sino que tiene su origen en el problema estructural del machismo existente en la sociedad, que tiene muchas formas y una de ellas es el discurso machista, "que está detrás de que haya más predisposición por parte de personas violentas a cometer actos de violencia machista". Así, ha insistido en que "cualquiera que legitime ese discurso está siendo cómplice de la violencia machista".