Concierto Año Nuevo
Concierto de Año Nuevo 2019. RTVE

Decenas de millones de personas en 91 países se han despertado este martes al ritmo de las polkas de los Strauss, entre otras piezas clásicas. Un año más, el concierto de Año Nuevo en Viena, interpretado por la Orquesta Filarmónica de la ciudad en la Sala Dorada de la Musikverein, ha puesto banda sonora a las primeras horas de enero.

Este año, además, ha cosechado todo tipo de comentarios en redes sociales, muchos de ellos dirigidos a valorar el papel del director de orquesta, el alemán Christian Thielemann. Pero también a comentar algunos de los ballets o el ambiente entre el público. Varias horas después de terminar, esta cita anual era aún trending topic en redes con hashtags como #ConciertodeAñoNuevo, #DanubioAzul o #thielemann.

El concierto

La orquesta se centró sobre todo en la música de la dinastía de los Strauss, acompañada por obras de otros compositores de la época, como Josef Hellmesberger o Carl Michael Ziehrer.

De este último es la Marcha Schönfeld, pasión militar con la que abrió, y una de las seis piezas tocadas por primera vez en este concierto. Aunque ha habido opiniones para todo, la opinión general sobre el concierto ha sido bastante positiva. No han faltado los elogios, los chistes y alguna referencia al público, entre el que se encontraba el ex secretario general de la ONU Ban Ki Moon.

El director

Thieleman, considerado un experto en la música de Richard Wagner, Richard Strauss y Ludwig van Beethoven, convenció y entusiasmó al público, brillando especialmente en aquellas piezas que esconden algo del arte lírico, como el vals Nordseebilder o la Obertura a la opereta El Barón Gitano, ambas de Strauss hijo. Pero no solo su buen hacer captó la atención de los tuiteros, también su rostro...

El Danubio Azul

Una de las piezas más esperadas es siempre el vals del Danubio Azul, la penúltima de todo el repertorio y, supuestamente, fuera de programa como la marcha Radetzky.

El narrador

El periodista musical Martín Llade, sucesor de Pérez de Arteaga, ha sido el encargado de narrar el concierto, con menciones a los gatitos en internet y a Forges incluidas.

El ballet

El concierto rindió homenaje a los 150 años de la Ópera Estatal de Viena con algunas piezas y una coreografía de Andrey Kaydanosvkiy que, al son del vals Vida de artistas (J.S.hijo), protagonizaron miembros del elenco del Ballet de la Ópera.

Anteriormente, se vieron desde el Castillo Grafenegg de Baja Auistria imágenes de los bailarines acompañando piezas de la ópera cómica Caballero Pasman, también del "rey del vals". Los tuiteros no dejaron escapar la ocasión de opinar sobre ello.

La Radetzky

Thielemann y la orquesta cerraron el concierto con la Marcha de Radetzky (acompañada de las palmas del público), de Johann Strauss hijo y padre, respectivamente, que cada año pone el "broche de oro" al repertorio.