Eduardo Zaplana en imagen de archivo
Eduardo Zaplana en imagen de archivo Europa Press - Archivo

El expresidente de la Generalitat valenciana Eduardo Zaplana se encuentra ingresado en el Hospital la Fe de Valencia —el centro donde se trata de la leucemia que padece— desde el pasado lunes a causa de un empeoramiento en su estado.

El también exministro se encuentra en la cárcel de Picassent desde finales del mes de mayo, cuando la titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia acordó para él prisión provisional, comunicada y sin fianza en el marco de la 'Operación Erial', por la que fue detenido por presuntos delitos de blanqueo de capitales, malversación y prevaricación.

Según Europa Press, este ingreso se debe a una bajada de defensas. Otras fuentes del caso, consultadas por Efe, han informado de que el ingreso estaba programado, en el marco del tratamiento habitual al que debe someterse de forma periódica por su enfermedad.

Tratamiento contra la leucemia

Cada quince días, el también expresidente del PP valenciano y exdirectivo de Telefónica suele acudir desde la citada cárcel al Hospital La Fe de Valencia para someterse a distintas pruebas médicas y recibir tratamiento por la leucemia que padece desde 2015, cuando se sometió a un trasplante de médula.  Aunque lo normal es que regrese a la prisión tras los tratamientos, el diario El País afirma que los médicos decidieron esta vez dejarlo ingresado más tiempo.

Por su parte, el diario valenciano Las Provincias afirma que la salud de Zaplana no ha mermado, sino que ha sido ingresado de forma preventiva, para evitar que se contagie de enfermedades víricas que son usuales en esta época del año y que podrían ser peligrosas dado el estado de su sistema inmune.

La defensa de Eduardo Zaplana ya ha interpuesto varios recursos de reforma contra el auto de prisión de la jueza en el que alegaba que la medida era "innecesaria y desproporcionada".

A su entender, no existía "ningún riesgo objetivo de destrucción de pruebas" ni de fuga, y, además, alegaba la "grave enfermedad" que padece desde hace años el exministro y que requiere cuidados "continuos y periódicos".