Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en la sesión de control en el Senado. EFE/ Fernando Villar

El PSOE ganaría las elecciones generales si se celebraran ahora con un 31,2% de los votos, según el barómetro de noviembre publicado este miércoles por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). El PP obtendría el 19,1% de los votos y recupera la segunda posición, seguido muy de cerca por Ciudadanos con el 18,2% de los votos —que cae una posición respecto al mes de octubre, cuando superaba al PP por casi tres puntos— y Unidos Podemos, que congrega el 18% de los votos. La encuesta no prevé la irrupción de Vox, que se queda con un 2,5%.

El PSOE cae 0,4 puntos porcentuales respecto al barómetro de octubre y el PP, que escalaría de la tercera a la segunda posición, recortaría distancias con el PSOE, al que solo le sacaría 12 puntos según el CIS de este mes, 1,2 puntos porcentuales menos que el mes pasado. La encuesta, cuyo trabajo de campo se elaboró entre el 1 y el 11 de noviembre, antes incluso del comienzo de la campaña electoral en Andalucía, refleja también un retroceso de Cs, que pasaría del 21 % de octubre al 18,2 % de noviembre. Esto sitúa a Cs en tercera posición pero casi empatado con Unidos Podemos y sus confluencias que siguen estancados en el 18 % y en el cuarto puesto.

En quinta posición y con una subida del 4,3 al 4,8 % se sitúa ERC, a quien sigue Vox, que pasa del 1,3 al 2,5 % y se coloca por delante del PDeCAT, que cae del 1,4 al 0,8 %. También el partido animalista Pacma, partido de ámbito nacional como Vox, supera a los nacionalistas catalanes y experimenta una subida de medio punto hasta el 2,1 % en voto más simpatía.

Con estos resultados que ofrece el CIS parece poco probable que Vox y Pacma pudieran obtener escaño en el Congreso si se celebraran elecciones generales, al tener repartidos sus votos por todas las circunscripciones, a diferencia de los partidos nacionalistas que tienen concentrado el voto.

Retrocede también el PNV, del 1,1 al 0,7 %, y sube dos, hasta el 1 %, EH-Bildu, mientras que Coalición Canaria obtendría el 0,3 % de los votos.

En voto directo, el que declaran de forma espontánea los encuestados, el PSOE sigue siendo la primera fuerza, seguido de PP, Ciudadanos y Unidos Podemos y sus confluencias.

En la explicación del barómetro que ofrece el CIS se aclara que los datos "en ningún caso" representan un "modelo de estimación de voto", sino simplemente el dato bruto de "voto más simpatía".

Este es el primer barómetro del CIS con estimación de voto desde las elecciones andaluzas del pasado domingo, en el que se produjo un importante descenso del PSOE, PP y Unidos Podemos, una subida del Ciudadanos y la irrupción —no prevista por el CIS— de Vox en el panorama político.

La difusión de la encuesta, cuyo trabajo de campo debió elaborarse días antes de los comicios andaluces (entre 1 y el 11 de noviembre), quedó aplazada para no interferir en la campaña electoral.

Datos "sin cocina"

En el último barómetro de octubre, difundido el pasado 25 de octubre, el CIS otorgaba al PSOE un 31,6 por ciento en estimación de voto, casi el doble que al PP, que seguía perdiendo fuelle y con un 18,2 por ciento caía al tercer puesto en favor de Cs, que ya era segunda fuerza con un 21 por ciento, mientras que Unidos Podemos y sus aliados también escalaban hasta el 17,3 por ciento. Por su parte Vox, que en las andaluzas se ha convertido en la quinta fuerza política, se quedaba en esa encuesta en un 1,3 por ciento, incluso por detrás del Pacma, con un 1,6 por ciento de los votos.

Fuentes del CIS han informado de que para este sondeo el instituto volverá a ofrecer los datos sin "cocina" tal y como ha estado haciendo —no sin polémica— desde que el histórico dirigente socialista José Félix Tezanos fue nombrado presidente del organismo.

No fue así en el barómetro preelectoral de las andaluzas, en las que el CIS recuperó el sistema tradicional de estimación de voto empleado en las últimas dos décadas. Método que no anticipó la caída del PSOE en Andalucía -al que otorgaba hasta 47 escaños frente a los 33 que ha conseguido-, ni tampoco el repunte de Vox, al que solo concedía un escaño, en lugar de los 12 que ha obtenido en las urnas.